La Administración Distrital y la Corporación Autónoma Regional (CAR) acordaron poner fin a la actividad minera en Bogotá, por los altos impactos que genera en las aguas subterráneas y en el ambiente de la ciudad.

Fuente: diario El Tiempo

Tema será incluido en el POT. La idea es no expedir nuevos permisos y no renovar actuales.

El tema fue concertado en el marco de la preparación de la revisión del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que el alcalde Gustavo Petro presentará a consideración del Concejo antes de terminar el año. La prohibición de la minería es uno de los temas con los que Petro espera salvaguardar las fuentes de agua y enfrentar el impacto del cambio climático en la ciudad.

La propuesta es que el tema quede consagrado en el POT para que, a partir de su aprobación por el Concejo, no se expidan más títulos ni licencias ambientales, y para que las explotaciones actuales no sean renovadas.

Según la Secretaría de Ambiente, en Bogotá hay 108 predios mineros, de los cuales solo ocho son legales, es decir, cuentan con título y con licencia ambiental para ejercer su actividad. Los otros cien son ilegales.

La secretaria de Ambiente, Susana Muhamad, confirmó que la Administración le solicitó al Ministerio de Ambiente que en la resolución que regula los sectores compatibles con la minería se excluya la sabana de Bogotá. El Distrito justificó la petición con un estudio técnico que demuestra que son más los daños ambientales que los beneficios que recibe la ciudad por esta actividad.

Para el Distrito, lo más importante es no volver a conceder permisos. Los actuales títulos y licencias no serán revocados, solo se esperará a que lleguen a su fecha de vencimiento.

«Comenzaremos un cierre ambientalmente sostenible de esas minas», manifestó la funcionaria.

Muhamad aclaró que muchos de esos títulos tienen de 2 a 4 años de vigencia; otros tienen 20 años, pero desde ahora saben que a partir de la aprobación del POT no habrá más prorrogas.

Según la funcionaria, la producción de materiales de construcción en el corto y mediano plazos no se verá afectada.

«Estamos desarrollando el sistema integral de reutilización de escombros, que ayudará a reutilizar un 30 por ciento de material que se desperdicia actualmente», afirmó.

Las localidades que se verán cobijadas por esta norma son Usaquén, Usme y Ciudad Bolívar.