Mediante un comunicado público, la Confederación Minera de Chile (Confemin) dio a conocer su opinión con respecto al accidente que mantiene atrapados a 33 obreros en la Minera San Esteban, cerca de Copiapó. La organización gremial de pirquineros responsabiliza en primer lugar a los dueños de la mina, pero también culpa a los organismos públicos -y en especial a Sernageomin- por la falta de fiscalización y control.

Fuente: diario El Ciudadano

COMUNICADO PÚBLICO
Ante el lamentable accidente, ocurrido el día jueves 5 de agosto en la Minera San Esteban, en la ciudad de Copiapó, la Confederación Minera de Chile, comunica que lamenta profundamente el accidente y hacemos votos, para que se rescaten a los trabajadores lo más rápido posible y que no haya pérdidas humanas.

Denunciamos, que los responsables directos de este accidente son los propietarios de este yacimiento, y principalmente los servicios de fiscalización y prevención, que le corresponde, especialmente el Sernageomin (Servicio Nacional de Geología y Minería).

En esta mina, se han producido, de muchos años atrás, varios accidentes fatales, con grave violación a la seguridad y a la normativa legal vigente, ante la muerte del último trabajador ocurrido en el año 2003, y de una serie de accidentes y faltas en la seguridad, en el año 2006 los trabajadores mineros deciden no trabajar más en esas condiciones, porque prefieren su seguridad y optan por la vida ante del trabajo. Pero qué hacen los dueños en complicidad con los organismos estatales, abren nuevamente el yacimiento, autorizados por el Sernageomin y todos los servicios públicos, contratando para la ejecución a empresas Contratistas, resultado de esta irresponsable acción es el accidente de un trabajador que por efecto de caída de rocas sufre como consecuencia la amputación de una de sus piernas.

Ante esto, se pide hablar con el Ministro de Minería, para que tome carta en el asunto, y la respuesta de él, es: «Hay que generar empleo, la meta es generar un millón de empleos», esta respuesta, es la que nos lleva a denunciar públicamente que el responsable de este accidente, es el Estado y principalmente el Gobierno por medio de sus organismos fiscalizadores que no cumplen con sus rol. A ellos denunciaremos, ante la justicia local, a nivel internacional y a la OIT, por medio de la Federación Sindical Mundial. Para que el mundo sepa de los atropellos, que están sufriendo los trabajadores chilenos.

Néstor Jorquera Rodríguez
Presidente
Confederación Minera de Chile