El ministro de Minería y Metalurgia, José Pimentel Castillo, señaló este jueves que el sector minero en su totalidad se opone al mejoramiento del pago de impuestos a favor del Estado y las regiones al amparo del antiguo código minero.
«Usted lo sabe, nadie quiere tributar; pero ha dicho el Presidente (Morales), hay que tributar sí, pero según el bolsillo de cada uno de los actores», declaró Pimentel en una entrevista concedida a Erbol.

 

 

El Ministro explicó que la actitud de los productores mineros se debe a que «también hay otra contribución (que pagan) que es el impuesto a las utilidades».

«Si no se le cobra (a los mineros) por las regalías (es porque) ahora está el impuesto a las utilidades y eso es lo que vamos a ir consensuando», señaló.

Regalías

Pimentel explicó que la tabla impositiva para las regalías es muy antigua y no contempla el reajuste en el tributo cuando el precio de los minerales se incrementa.

«Pensamos que el Estado y las regiones deberían beneficiarse cuando sube el precio de los minerales, esto es un tema que tenemos que discutir porque en el caso de la plata de 7 onzas hay una tabla plana de participación de un 7 por ciento de las regalías no importando cuando suban los minerales», aseveró.

En ese sentido, la autoridad planteó la necesidad de llegar a un acuerdo con el sector minero para actualizar esta tabla impositiva.

«Vamos a llegar todos los actores mineros a un acuerdo, todo hemos asumido que estamos explotando un recurso natural no renovable y todos estamos conscientes que tiene que ser la base para darle un desarrollo sostenible al país, entonces tenemos que encontrar fuentes de encuentro», sostuvo.

Para esta gestión, Bolivia proyecta exportar minerales por un valor de 3.000 millones de dólares, un 25 por ciento más que en 2010. El incremento en el valor de las ventas está influido por el precio internacional de los minerales, ya que los volúmenes exportados son similares a los de 2010.