Oruro – Bolivia.- En el primer encuentro de productores agropecuarios realizado en el Municipio de Challapata realizado este fin de semana, las autoridades comunales de Cochabamba, Oruro y Potosí, rechazaron la explotación minera en esta región, porque es un sector netamente ganadero y agropecuario.

En opinión de los participantes en el evento, «la explotación minera en la región se basa en los intereses de empresas transnacionales que pretenden ingresar a la explotación de oro en el cerro Achachucani, aprovechando la cercanía del agua de la represa Tacagua».

 

Dijeron que los trabajos de explotación minera significarán el removido de toneladas de tierra por día para la extracción de micro partículas de oro.

Agregaron que, más grave aún, significará el gasto de agua que este sistema de minería implica, una vez que un yacimiento puede llegar a gastar en un día la cantidad de agua que una familia usaría en 20 años.

Otra de las conclusiones del evento señala que la explotación aurífera implicará la contaminación por el uso de cianuro en el proceso de lixiviación, lo que contamina el agua y los suelos.

Enfatiza que estas consecuencias no son desconocidas en Oruro por la salinización y contaminación de los suelos y las consecuentes malformaciones y abortos del ganado.

Señala que la Federación de Juntas Vecinales de Oruro ha denunciado que los problemas se extienden a las áreas urbanas por la contaminación del agua para consumo humano, lo que provoca la migración de la población.