Las aguas ácidas y negras, destruyeron los suelos fértiles, afectando a la producción agrícola, los animales mueren por causas extrañas y algunos nacen deformes, los habitantes de esa zona sufren trastornos intestinales, respiratorios mientras que las muertes por cáncer aumentaron en. la sub cuenca de Huanuni.

Fuente: La Patria

26/07/2010. Mostrando aguas ácidas, animales deformes, plantas de totora dañadas, tierra salinizada y otra afectada por la copajira, representantes de 80 comunidades que viven en las riberas del río Desaguadero y de los lagos Poopó y Uru Uru, denunciaron ayer que la contaminación minera destruye su hábitat.

En una carpa instalada en el tradicional paseo de El Prado de La Paz, los comunarios denunciaron que los altos niveles de contaminación no sólo afectan a la producción agrícola sino también a los seres humanos que sufren trastornos digestivos, respiratorios, enfermedades de la piel y que las muertes por cáncer aumentaron sin explicación alguna.

Estamos aquí exponiendo los daños que nos están ocasionando las empresas operadoras mineras que existen en Oruro, le dijo a LA PATRIA, Ángel Flores Villa, Vicepresidente de la Coordinadora de Comunidades Afectadas por la Contaminación Minera (Coridup).

Somos 80 comunidades afectadas por la contaminación y vivimos en las riberas del río Desaguadero, lagos Uru Uru y Poopó. Esta contaminación no es de ahora es histórica pero últimamente, las empresas mineras están utilizando elementos químicos tóxicos que están afectando más al suelo, al agua y está dejando la tierra desierta, lamentó Flores.

Otros dirigentes y mama thallas (dirigentes mujeres), explicaban a los ocasionales transeúntes los efectos de la contaminación en su vida diaria, las pérdidas que sufren en la producción agrícola así como de su ganado.

Flores dice que en las comunidades sólo están quedando los viejos, «los de la tercera edad», ya que los jóvenes prefieren emigrar en busca de mejores oportunidades.

Este problema no es de ahora, es histórico, dice, y hemos pedido a todos los gobiernos de turno de los últimos 10 años, que, por lo menos, paren la contaminación, que las empresas construyan sus diques de cola, que se haga remediación y mitigación ambiental pero nadie nos hace caso…. «estamos peregrinando mucho tiempo».

DECRETO

El pasado 21 de octubre de 2009, el gobierno aprobó el decreto supremo N° 0335, declarando zona de emergencia ambiental a la subcuenca de Huanuni, esta norma obliga a las entidades del Estado a asumir medidas de urgencia para frenar la contaminación y ejecutar proyectos de remediación ambiental.

Sin embargo, hasta la fecha nada de esto ocurrió por lo que los pobladores de Huanuni, Machacamarca, El Choro y Poopó, decretaron el estado de emergencia.

Asimismo, reiteraron su pedido de audiencia con el presidente Evo Morales de quien dijo, Flores, denuncia al mundo que se debe cuidar a la Madre Tierra pero, «en casa qué está pasando».

No tenemos ninguna ayuda de las autoridades, especialmente de los ministerios, viceministerios, prefectos que ahora son gobernadores, no hay esa voluntad política para mitigar la contaminación, agregó.

Por eso estamos hoy aquí, exigiendo que las autoridades nacionales nos escuchen para tener en nuestras comunidades, siquiera un poco de desarrollo, no tenemos ayuda por ningún lado.

La delegación de dirigentes y comunarios, hombres y mujeres, exigen también que se cumpla la ley del Medio Ambiente 1333, así como el decreto 0335, «que se pare la contaminación, es nuestro objetivo».

La tierra se está volviendo un desierto y la gente está migrando porque no hay producción y si no hay producción no hay desarrollo; queremos que nuestra tierra nuevamente florezca, dice el dirigente que apellida Flores como las plantas que añora.