Los weenhayeks y organizaciones sociales del Gran Chaco (Tarija) anunciaron el cierre hoy (8:00) de las vías Santa Cruz-Tarija y Santa Cruz-Argentina. Mientras que autoridades de Gobierno explicaron que las aguas del Pilcomayo no están contaminadas, demandan la inmediata aplicación de un plan integral de protección de medioambiente de ese río. Advierten que si no son escuchados el bloqueo se mantendrá de forma indefinida.

Fuente: El Deber

Los weenhayeks bloquean en defensa del río Pilcomayo. Los indígenas bloquearán dos puentes de la carretera internacional hacia Argentina exigiendo la protección del cauce del río Pilcomayo afectado por el derrame de tóxicos mineros. De sus aguas sacan su sustento: los peces que mantienen a 6.000 familias en Villa Montes.

Los pescadores aseguran que la cantidad de peces se ha reducido un 50% en la última década.

Pese a que el ministro de Minería, César Navarro, aseguró que el sifonamiento del dique de colas de la planta de minerales de Potosí Santiago Apóstol nunca llegó al río Pilcomayo y, por lo tanto, no hay contaminación en las aguas que corren por Bolivia, Argentina y Paraguay, ayer la Organización de Capitanías Weenhayek (Orcaweta) de la tercera sección región Gran Chaco de Tarija, con sede en Villa Montes, decidió bloquear la carretera internacional Santa Cruz-Argentina y Santa Cruz-Tarija, en los dos puentes que se encuentran en Villa Montes, en demanda de una política de Estado y un plan integral de protección de medioambiente de ese río.

El pueblo Weenhayek, junto a ocho organizaciones sociales, confirmó que a partir de las 8:00 de hoy cortarán ambas vías hasta que el Gobierno atienda sus demandas. «Pedimos disculpas a la población, pero esta es la única medida para hacernos escuchar. Si hoy no vienen los ministros de Minería y de Medio Ambiente, la medida se mantendrá indefinida. No es posible que desde hace dos años que reclamamos y no atiendan a este pueblo que vive de la pesca», dijo el asesor de la organización, Lucas Zamora.

A la medida se suman la Asociación de comerciantes Pilcomayo, la organización de comerciantes 27 de Mayo, la Asociación de comerciantes 2 de Junio, la Asociación de polleros 1º. de Mayo, la Asociación de comerciantes Sabalito uno, el Sindicato de pescadores del río Pilcomayo, la Asociación de polleros del río Pilcomayo y la Asociación El Doradito. Se estima que alrededor de 6.000 familias viven de la pesca.

Un equipo periodístico de EL DEBER recorrió una parte del río Pilcomayo y constató que la actividad de pesca se ha reducido notablemente; sin embargo, aún hay una veintena de negocios de venta de pescado. Empero, los dueños creen que las autoridades no cumplen con la protección del río. Jesús Guerrero, pescador desde hace 30 años, testimonió que la pesca se redujo en 50%. «En el lado argentino han hecho un muro de contención que desvía las aguas y afecta la actividad. Vea, los peces no son como antes, ahora son chicos. Parece que el Gobierno no reclama», enfatizó.

El jueves, el viceministro de Medio Ambiente visitó a los weenhayeks e informó de que no había ninguna contaminación, pero no hizo mención a un plan de protección, por lo que desató el enojo de las organizaciones, que esperaban la firma de un documento que permita crear un ente regulatorio en la zona.

Según autoridades gubernamentales, desde el lugar del derrame (Potosí) hasta el cauce del Pilcomayo hay una distancia de al menos 20 kilómetros, lo cual disminuyó la posibilidad de que los residuos alcancen la referida cuenca. Desde el Ministerio de Minería indicaron que el informe de la comisión interinstitucional permitirá ejecutar políticas de mitigación medioambiental provocada por la actividad minera en la zona.

El río Pilcomayo tiene una extensión de 2.426 km y su cuenca supera los 270.000 km cuadrados

Importancia del comercio

Por la ruta Santa Cruz-Argentina se exportan bananos. Es el principal producto que va por tierra a esa nación. A Argentina se exportan 2.439 millones de dólares, aunque el 97% es gas.

Se busca al responsable

El secretario jurídico de la Gobernación de Chuquisaca, Johnny Céspedes, aseguró que el representante legal de la empresa minera en Potosí, acusado de contaminar el Pilcomayo, fue notificado a prestar su declaración informativa el 17 de julio, pero no asistió y se emitió la orden de aprehensión.

A la espera de los análisis

Esta semana se deben conocer los resultados de los análisis para metales pesados en el agua del Pilcomayo.