En ocho años el sector vendió al exterior 14.266 millones de dólares y solo dejó 880 millones por concepto de regalías. En el rubro hidrocaburífero exportó 29.269 millones de dólares y pagó 5.944 millones en regalías. El de beneficios tributarios, excenciones y otras «seguridades jurídicas» es similar en más de setenta países del mundo, entre ellos todos los de Latinamérica cuyos gobiernos adecuaron los marcos jurídicos para la minería de acuerdo a lo pautado por el Banco Mundial en la década de los ’80 y ’90.

Fuente: El Día y La Razón
Ínfimo, así es el aporte que deja la minería al Estado boliviano. Desde 2003 hasta la gestión 2013, las regalías del sector sumaron 880 millones de dólares. En cambio, el sector hidrocarburífero, sumó en este mismo periodo 6.130 millones de dólares, por el pago de esta obligación. Es decir, 5.250 millones de dólares más, según datos oficiales.

El aporte tributario minero contrasta con el volumen de exportaciones desde el 2006, que se sitúan en 14.266 millones de dólares. En el último año se vendieron minerales por un valor de 3.038 millones de dólares, de esta cantidad, el 48 por ciento corresponde al sector cooperativista.

Recientemente la Asamblea Legislativa Plurinacional, debatía un nuevo proyecto de Ley de Minera, sin embargo, el sector cooperativista rechazo la modificación de un artículo, que les facultaba para negociar con terceros las concesiones otorgadas por el Estado. Luego de violentos enfrentamientos entre este sector y la Policía, el Gobierno decidió congelar esta nueva norma.

Hidrocarburos aportan más. Bolivia, es un país que centra sus exportaciones en los sectores de la minería e hidrocarburos. Sin embargo, este último es el que más utilidades ha generado.

En ocho años, el sector ha exportado 29.269 millones de dólares. Sin contar el IDH, solo en regalías dejó para el país 5.944 millones de dólares.

Según el director del Centro de Documentación y de Información Bolivia (Cedib), Marco Gandarillas, el sector minero está casi en su totalidad en manos del sector privado, que goza de mucho estímulo por parte del Estado.

Según los datos del Cedib, la actividad minera tiene cerca de 2 millones de hectáreas consecionadas, de las cuales un poco más de un millón están en manos de empresas transnacionales (extranjeras), 800.000 se encuentran en poder de las cooperativas mineras y solo 328.00 está en manos de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol).

Crecimiento bajo y poco control. Si bien desde el 2006 las regalías de este sector aumentaron considerablemente, pasando de 48 millones de dólares a 128 millones, en la última gestión, a criterio de Gandarillas, este crecimiento resulta marginal, si se toma en cuenta el valor de lo exportado con lo que se queda en el país.

«En 2012 exportamos 3.690 millones de dólares y las regalías fueron 138 millones, o sea, menos del 5%. Es una actividad que recibe mucho estímulo por parte del Estado, tiene incentivos en especial las actividades que desarrollan las cooperativas», matizó.

Las regalías mineras se calculan de acuerdo a la cotización de cada mineral. «Pero en todos los casos estas son muy bajas porque en la mayoría, no pasa del 7 por ciento», dijo.

El presidente de la Fundación Milenio, Roberto Laserna, agregó que en la actualidad existe en esta actividad un desarrollo muy desigual. Mientras algunas empresas tienen recursos para la compra de maquinarias, otras operan de forma casi rudimentaria.

«Algunas minas están siendo explotadas casi de forma medieval, bajo el sistema de cooperativas. Pero en realidad son pequeñas empresas familiares, con mano de obra subasalariada que son difícil de controlar y la mayoría evaden los impuestos», dijo.

Norma daba muchos beneficios. Si bien proyecto de Ley del sector volverá a elaborarse, la propuesta inicial contenía muchos beneficios para el sector cooperativista, liberándolo del pago del Impuesto a las Utilidades de las Empresas Mineras e incluso, se liberaba del pago de tributos municipales por inmuebles y vehículos.

Incluso el artículo 33: la Ley las califica como instituciones sociales y económicas autogestionarias de interés social sin fines de lucro. Por otro lado, estas entidades se encuentran exentas del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Además, el artículo 151, permitía a los cooperativistas, realizar contratos de operación con otras operadores. La norma fue modificada por el Gobierno, lo que generó manifestaciones sociales.

El Ejecutivo dio marcha atrás y actualmente negocia con el sector.

«En los ultimos años, las cooperativas, han aprendido a relacionarse con cada tipo de gobierno, para sacar todo tipo de provecho», señaló Gandarillas.

Sector
Hay 200 cooperativas ilegales en San Ramón

Estudio. Según el director del Centro de Documentación y de Información Bolivia (Cedib), Marco Gandarillas, en la localidad existen cerca de 200 cooperativas mineras que operan de forma irregular en San Ramón.

Explicó que la mayoría no están registradas en el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom)

«Es decir solo una pequeña parte de las personas que explotan el oro en San Ramón paga impuestos», señaló.

No dejan crear empresas. La Secretaria de Hidrocarburos y Minas, señaló que si bien Santa Cruz, no es un departamento minero, la región es rica en minerales.

Pero las normas actuales, impiden que las gobernaciones conformen empresas mixtas, para poder explotar la zona del precámbrico, reservando esta tarea para el Estado.

Las gobernaciones solo pueden administrar las regalías.

Regalías
Mutún generará Bs 150 millones al año

De acuerdo, a la secretaria de Hidrocarburos y Minas, si se logra activar el proyecto siderúrgico del Mutún, la región recibirá cerca de 150 millones de bolivianos.

Las regalías en la región han crecido de forma considerable desde 2010, en la última gestión el departamento recibió 35 millones de bolivianos por este concepto.

«Sí, logramos que este proyecto de las regalías mineras mejoraran», señaló Luis Marcelo Pereira, responsable de la dirección de regalías de la Gobernación.

El funcionario dijo que para este año se aplicará un nuevo sistema computarizado de cobranzas, que facilitará la administración de las regalías cruceñas.

«Esperamos implementar en junio este sistema», dijo.

54% de ventas mineras se dirigió a EEUU, Japón y Corea del Sur

Mercados. En 2013 se exportó a 46 naciones, seis menos que el año precedente.

 

Bolivia exportó minerales en 2013 a 46 países por un valor de $us 3.083 millones y, de esta cantidad, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur concentraron el 54% de las ventas. Sin embargo, el número de países a los que se comercializa estos productos disminuyó, pues en 2012 eran 52.

Los datos corresponden al Anuario Estadístico Minero Metalúrgico, enero-diciembre 2013 del ministerio del área, en el que se observa también que el cuarto destino de los minerales es China (ver infografía sobre exportaciones).

Estados Unidos continúa liderando el destino de las exportaciones en valor, sin embargo en 2013 el monto por esas ventas disminuyó con relación a 2012.

Héctor Córdova, expresidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), explicó a La Razón que la descenso de ventas en valor se debe a la baja cotización de los minerales. No obstante, sostuvo que Estados Unidos siempre fue el principal mercado de casi todos los minerales de Bolivia, aunque hace diez años el país comenzó a diversificar los destinos hacia los de Asia.

A Estados Unidos se le exporta principalmente estaño, oro y plata; en tanto que a países asiáticos, zinc, plomo y también plata, detalló la exautoridad, tras señalar los usos que se da a éstos.

El estaño en Estados Unidos es utilizado para la fabricación de papel estañado, envolturas de dulces, todo lo referente a material de hojalata que se realiza con este mineral, además para la aleación con bronces, en el recubrimiento de algunos recipientes, dijo Córdova.

La plata es utilizada en la joyería, para la fabricación de espejos, en las placas fotográficas. El oro es destinado a la joyería, pero también a la fabricación de pequeños cables de computadoras y celulares porque es buen conductor de energía, añadió el profesional.

El zinc se usa para galvanizar y cubrir algunos materiales para evitar su oxidación. Sin embargo, además se lo emplea en la medicina para combatir enfermedades de la piel como los hongos. El plomo sirve para la fabricación de balas.

Continentes. Según el Anuario Estadístico, los principales destinos de los minerales en el continentes americano son Canadá, Estados Unidos y Perú. En Europa son cinco países: Bélgica, España, Inglaterra, Suiza y Holanda. En Asia están China, Corea del Sur y Japón. Otro mercado es Australia, en Oceanía.

Córdova explicó que la demanda de minerales de los países asiáticos empezó hace al menos diez años porque comenzaron «una batalla en la industrialización».

La exportación de minerales en 2012 se dirigió a 52 mercados, en tanto que la gestión pasada disminuyó a 46 países. De acuerdo con la exautoridad, esto se debería a que los que dejaron de comprar a Bolivia encontraron otros oferentes a menor precio o a que atraviesan una crisis económica. En la exportación de minerales en 2013 por subsectores y en dólares americanos, el privado representa el 70%, las cooperativas el 21% y la estatal 9%.

La minería privada exportó en 2013 por $us 2.149,27 millones, las cooperativas por $us 660,55 millones, la estatal $us 273,30 millones. El zinc, el oro, la plata y el plomo son las más vendidas.

Exportaciones cayeron en 20,36%

El valor de las exportaciones de minerales cayó en 2013 en 20,36% con relación a 2012. Esto se debe a la baja cotización de estos productos inorgánicos.

En el Anuario Estadístico Minero Metalúrgico 2013 se informa que en la gestión pasada se exportó minerales por un valor de $us 3.083 millones, en tanto que en 2012 fue de $us 3.871 millones.

El 17 de enero de este año, en la Audiencia Pública de Rendición de Cuentas del Ministerio de Minería y Metalurgia, el entonces titular de esa cartera, Mario Virreira, indicó que ese decrecimiento se debe en particular a la baja cotización de los minerales, lo que eso afectó a las regalías.

Virreira explicó que el factor precio hizo que algunas empresas privadas aumenten la mano de obra para incrementar su producción, por lo que la fuerza laboral creció tanto en el sector estatal, cooperativo como privado para combatir las bajas cotizaciones. Una de esas fue la Minera San Cristóbal SA.

Sector privado lidera en pago de regalías a las regiones

En 2013 las regalías mineras llegaron a $us 134,78 millones, y de esta cantidad la empresa privada aportó 70,16%, seguida de las cooperativas (23,58%) y el sector estatal (6,7%), según los datos del Anuario Estadístico Minero Metalúrgico del pasado año.

La regalía minera es una contraprestación económica establecida por ley, mediante la cual los titulares de concesiones mineras están obligados a pagar mensualmente al Estado por la explotación de los recursos minerales metálicos y no metálicos.

De los nueve departamentos del país, Potosí es el que recibe más recursos económicos (70%), le siguen en importancia Oruro (14%), La Paz (10%), Santa Cruz (4%), Cochabamba (1%) y Chuquisaca (1%). Tarija, Beni y Pando reciben menos del 1%.

Como las regalías mineras disminuyeron, los ingresos por este concepto también bajaron para los principales departamentos productores de minerales.

El secretario de Minería e Hidrocarburos de la Gobernación de Potosí, Wálter Mamani, informó a La Razón que la disminución de ingresos afectó la continuidad de algunos proyectos dirigidos a los sectores de salud, educación e infraestructura vial.

«En lo económico se tiene que hacer un recorte en el avance de algunas obras. Por ejemplo, si estaba prevista la construcción de dos aulas en un determinado tiempo, ahora solo se debe construir uno», explicó el funcionario de la Gobernación de Potosí.

Aportes. El gerente regional de la estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Carlos Colque, informó a este medio de comunicación que la empresa que más aporta con regalías a ese departamento es la Minera San Cristóbal (MSC), seguida de Manquiri y Sinchy Wayra (ahora Illapa).

El presidente de la Comibol, Héctor Córdova, explicó a La Razón que desde 1952 a 1985 la minería estatal lideraba la producción de minerales. Sin embargo, desde 1985 (con la relocalización y privatización de las minas) hasta 2005 fue la empresa privada la que lideró la producción y la entrega de regalías. «Son 20 años en que no hubo producción minera estatal», destacó la exautoridad.

El profesional añadió que la firma MSC comenzó a producir en Bolivia desde 2009 en Potosí.

El 17 de enero de este año, en la Audiencia Pública de Rendición de Cuentas del Ministerio de Minería y Metalurgia, el presidente de la Comibol, Marcelino Quispe, dio a conocer que la Empresa Minera Huanuni (EMH), ubicada en el departamento de Oruro, generó en 2013 una utilidad cercana a $us 1 millón, mientras que la Empresa Minera Colquiri (EMC) de La Paz alcanzó a unos $us 21 millones.

El titular de la Comibol argumentó que la poca ganancia que tuvo Huanuni se debe «a que el primer trimestre de 2013 los trabajadores realizaron un paro de alrededor de 26 días», pero además a la baja cotización del estaño en el mercado internacional.

Los mineros de la EMH paralizaron sus labores entre el 7 y 21 de mayo del año pasado en apoyo al paro general indefinido convocado por la Central Obrera Boliviana (COB), que exigía una renta de jubilación del 70% con las últimas 24 papeletas de pago para quienes hayan trabajado 35 años.

Los $us 58 millones de fideicomiso que solicitó el ministerio del área al BCB para la EMH serán para terminar su nuevo ingenio que aumentará la producción.

Minera San Cristóbal inyectó otros $us 300 MM

El 17 de enero de 2014, el entonces ministro de Minería y Metalurgia, Mario Virreira, informó que la Minera San Cristóbal (MSC) «decidió invertir $us 300 millones al (monto) ya efectuado en (el yacimiento de) San Cristóbal para subsanar el déficit que tenía, por la caída de minerales y por la reducción de la ley de cabeza en el sector».