«El asilo otorgado por el gobierno del Ecuador a Julian Assange debe ser una oportunidad para empezar por casa, la democracia debe empezar por casa y no puede reducirse a un discurso para la coyuntura», señaló hoy Gerardo Jumí Tapias, nuevo Coordinador General de la CAOI.

Por Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas – CAOI
Dijo que todo acto democrático, que protege los derechos humanos, como la libertad de prensa y expresión, es saludable. Pero que no se puede al mismo tiempo vulnerar los derechos de tus propios ciudadanos. «Esta es una oportunidad para revisarnos en todo el continente, donde muchos gobiernos se presentan ante el mundo como protectores de los derechos humanos, pero vulneran los derechos de los pueblos indígenas en sus países», propuso el dirigente.

Fue en referencia a los gobiernos de la región llamados «alternativos» o «progresistas», que tienen un discurso democrático pero en la práctica vulneran los derechos humanos y colectivos para mantener el modelo económico neoliberal, principalmente extractivista.

Rafael Quispe Flores, nuevo Coordinador de Fortalecimiento e Integración Política de los Pueblos de la CAOI, también señaló las contradicciones entre el discurso y la práctica de los gobiernos de la región. Coincidió con Gerardo Jumí en que el asilo es parte de los derechos humanos reconocidos internacionalmente, pero que esa política debe aplicarse también internamente, cosa que no hace el gobierno de Rafael Correa en Ecuador.

«Hay denominadores comunes entre los gobiernos llamados progresistas. En Ecuador es el gobierno de la revolución ciudadana, en Bolivia el gobierno de la revolución cultural democrática, pero ambos en la práctica violan los derechos humanos en sus países», afirmó Rafael Quispe.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador – CONAIE, en un comunicado firmado por su Presidente Humberto Cholango, saludó ayer el asilo político otorgado a Julian Assange, pero al mismo tiempo denunció «la inmensa contradicción y doble discurso con que actúa el Presidente Correa, que dentro del país insulta, persigue y enjuicia a los dirigentes indígenas y luchadores sociales como terroristas, se acosa judicialmente a periodistas como Calderón y Zurita, incautan la revista Vanguardia y medios de comunicación como Telesangay, condenan a tres dirigentes indígenas a la cárcel por supuesta obstrucción de vías en movilización y protección de las fuentes de agua y los Derechos de la Naturaleza».

Gerardo Jumí Tapias es indígena de la Nación Emberá, Colombia, y Rafael Quispe Flores es indígena de la Nación Aimara, Bolivia. Ambos forman parte del Consejo Directivo 2012-2014 de la CAOI, que el viernes 24 de agosto se instalará y será presentado en una Ceremonia a realizarse a la 5:30 pm en el Salón Principal del Gran Hotel Bolívar (Jr. De la Unión 958, Plaza San Martín, Lima).