Arequipa y Lima, Perú – 29/10/08. Miles de pobladores de Moquegua tomaron el martes un puente que une a dos ciudades en el sur de Perú y mantienen como rehenes a tres policías en demanda por una mejor distribución de los recursos provenientes de la vital actividad minera en el país, dijeron autoridades. Moquegua demanda que la repartición del canon minero se realice en base al valor de las ventas del mineral en el caso de las empresas con operaciones en varias regiones del país.
Fuente: Reuters

Tras realizar una marcha en la mañana, los manifestantes lograron en la tarde controlar por la fuerza el puente Montalvo, única vía que une Moquegua con el vecino departamento fronterizo de Tacna, impidiendo el tránsito de vehículos y obligando a la policía a replegarse hacia los cerros aledaños.

El jueves de la semana pasada, el Congreso planteó la votación de la modificación a la ley de repartición del canon minero, provocando la ira de Moquegua donde unos 2.000 pobladores se enfrentaron el martes con unos 200 policías.

Al momento, la protesta ha dejado 15 civiles heridos, uno de ellos de bala, según Zenón Cuevas, presidente del Frente de Defensa de Moquegua, que organiza la paralización.

El coronel al mando de las fuerzas policiales en Moquegua, Emilio Contreras, confirmó a Reuters que tres de sus agentes fueron retenidos y permanecen como rehenes de los manifestantes.

En junio pasado, el mismo puente fue bloqueado y 60 policías fueron tomados como rehenes por el mismo reclamo.

La minería es responsable de más del 50 por ciento de las exportaciones totales de Perú, el segundo productor mundial de cobre y zinc, el primero de plata y el quinto de oro.

«Nuestra manifestación ha sido pacífica hasta que la policía empezó a disparar», contó Cuevas, en conversación telefónica con Reuters. «Es una justa demanda que no se resuelve lanzando bombas», agregó.

cambio en la ley

La protesta es el primer gran escollo que deberá sortear el primer ministro Yehude Simon, un político de izquierda que fue designado hace dos semanas por el presidente Alan García en medio de una crisis por un escándalo de corrupción.

Según analistas, García buscaría con Simon apaciguar la creciente ola de protestas en el interior del país, en demanda de más inversión social cuando el país registra su mayor expansión económica en más de una década.

En otras regiones peruanas como Cusco , Cajamarca y San Martín, también se realizan protestas sociales.

El fiscal de prevención del delito de Moquegua, Víctor Banda, llamó a la calma a los pobladores de la zona.

«Exhortamos a la población de Moquegua a evitar la toma de vas públicas a la altura del puente Montalvo y de igual forma a la policía a que desista la represión», dijo Banda.

Moquegua demanda que la repartición del canon minero se realice en base al valor de las ventas del mineral en el caso de las empresas con operaciones en varias regiones del país.

La región de Tacna, que realizará una paralización el miércoles, afirma en tanto que podría perder 117,8 millones de dólares de ingresos si el Congreso modifica la ley del canon minero por las operaciones de Southern Copper, una de las mayores productoras mundiales de cobre.

Southern Copper, controlada por Grupo México , opera en Perú las minas Cuajone en Moquegua y Toquepala en la vecina Tacna, ambas en el sur del país.

Un portavoz de Southern Copper dijo que sus operaciones en el sur del país no han sido afectadas por la protesta.

Miguel Zegarra en Arequipa y Dana Ford en Lima