La lluvia no detuvo la marcha de los vecinos de Esquel que se movilizaron este jueves 4 en la habitual marcha contra la megaminería. Tanto aquí como en otros en otros puntos de la provincia hubo diversas actividades simultáneas ya que el conjunto de las asambleas de Chubut iniciaron este día una campaña demandando el tratamiento y aprobación del proyecto de ley del proyecto presentado por Iniciativa Popular para prohibir la minería metalífera y de radioactivos y que nunca fue tratado por la Legislatura.

Por Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Esquel por el NO A LA MINA

A pesar de la persistente lluvia, los vecinos se concentraron en la glorieta de la Plaza San Martín e inciaron la marcha por las calles céntricas de Esquel entregando cartillas informativas a lo transeúntes. El material de difusión informa sobre el recorrido del pueblo chubutense en su lucha por la exigencia del tratamiento y aprobación del proyecto de ley presentado por Iniciativa Popular con 13.007 firmas para «frenar las maineras para siempre».

Al llegar a la intersección de las calles 25 de Mayo y Rivadavia, ubicaron banderas en una de las esquinas y continuaron la distribución de cartillas a los conductores de vehículos y peatones.

En ese lugar dieron lectura a un documento que señalaba que en la sesión legislativa del 25 de noviembre de 2014 el proyecto de ley ampliamente respaldado por los chubutenses «fue bastardeado impunemente por nuestros mal llamados representantes, quienes, tras muchos meses de trabas y zancadillas para evitar el tratamiento de la ley, en una oprobiosa sesión legislativa se atrevieron a reformar el proyecto original, de tal manera que lo transformaron en prácticamente una aprobación a la megaminería, teniendo la desfachatez, además, de dejarlo con el título de “iniciativa popular”, como si los 13.007 ciudadanos hubiesen impulsado esa infame ley trucha».

Luego de señalar que «Ese día descubrimos que la participación ciudadana era una farsa, letra muerta de la Constitución», el documento sostiene que «seguimos reclamando que se trate EL PROYECTO ORIGINAL presentado por las asambleas de la provincia, esa ley que nunca fue tratada» señalando que su aprobación «haría que Chubut tuviera LA LEY MÁS COMPLETA DEL PAÍS DEFENDIENDO EL AGUA Y LOS ECOSISTEMAS.»

Las vecinas que dieron lectura al texto finalizaron el mismo sosteniendo que «desde todos los rincones de la provincia, proclamamos que AÚN NOS DEBEN UNA LEY, esa ley emanada del pueblo y para la cual exigimos el TRATAMIENTO Y APROBACIÓN.»

Texto del documento de la marcha en Esquel

Como todos los días 4 desde hace 14 años, nos encontramos una vez más en esta plaza para manifestar el repudio a la megaminería contaminante y saqueadora. Este 4 de agosto se cumplen, además, 3 años de que se diera inicio a la campaña de recolección de las firmas necesarias para poder presentar un proyecto de ley, por Iniciativa Popular, para prohibir la megaminería metalífera y de radiactivos en todo el territorio de la provincia del Chubut.

Este proyecto de ley, fruto de más de 10 años de aprendizaje asambleario, había sido redactado, en los meses anteriores, por el conjunto de las Asambleas Ciudadanas de Chubut, asesoradas por prestigiosos abogados ambientalistas y otros expertos, con el fin de acabar, de una vez por todas, con la amenaza megaminera.

Este inaudito esfuerzo colectivo fue bastardeado impunemente por nuestros mal llamados representantes, quienes, tras muchos meses de trabas y zancadillas para evitar el tratamiento de la ley, en una oprobiosa sesión legislativa se atrevieron a reformar el proyecto original, de tal manera que lo transformaron en prácticamente una aprobación a la megaminería, teniendo la desfachatez, además, de dejarlo con el título de “iniciativa popular”, como si los 13.007 ciudadanos hubiesen impulsado esa infame ley trucha.

Ese día descubrimos que la participación ciudadana era una farsa, letra muerta de la Constitución. Como graficó una compañera: “fue como si se hubiese ingresado por iniciativa popular un proyecto contra la trata de mujeres y lo que salió aprobado fue la apertura de prostíbulos”.

Este escándalo ocurrió en una sesión donde un diputado fue fotografiado recibiendo instrucciones de un directivo de la transnacional minera Yamana Gold en plena sesión legislativa. El gerente minero le decía por mensaje de texto cómo debía escribir la ley del fraude.

Fue una foto que recorrió todos los diarios del país y que era la prueba contundente de algo que decíamos y sabíamos, pero que nunca había sido visto de manera tan explícita: las transnacionales ESCRIBEN LAS LEYES QUE NOS SAQUEAN Y CONTAMINAN. Ahora tenemos la imagen de esa certeza.

A partir de ese momento, las asambleas realizaron todo tipo de acciones legales, desde denuncias penales contra los diputados que votaron ese día, hasta amparos y pedidos de nulidad de la sesión legislativa del escándalo hasta que, en enero de este año, la ley trucha fue derogada por el actual gobernador.

Tres años después, los miles de chubutenses que impulsamos esa LEY DEL PUEBLO seguimos reclamando que se trate EL PROYECTO ORIGINAL presentado por las asambleas de la provincia, esa ley que nunca fue tratada y que, de aprobarse, haría que Chubut tuviera LA LEY MÁS COMPLETA DEL PAÍS DEFENDIENDO EL AGUA Y LOS ECOSISTEMAS.

Por eso hoy, desde esta plaza y desde todos los rincones de la provincia, proclamamos que AÚN NOS DEBEN UNA LEY, esa ley emanada del pueblo y para la cual exigimos el TRATAMIENTO Y APROBACIÓN.

Conseguimos que esta Ley trucha aprobada vilmente sea derogada pero nos deben el TRATAMIENTO Y APROBACIÓN DE NUESTRA LEY!