Un llamado al presidente de Pan American Silver del gobernador Martín Buzzi y un dossier de prensa del denominado proyecto Suyai insisten con la megaminería. «Hay que ver las cosas a la luz de lo que pasó el 4 de abril con la iniciativa popular para prohibir la actividad en toda la provincia», dice Alejandro Corbeletto, editor de Noalamina.org.

Por Diego Colinamún publicado en Prensa del Tercer Milenio.

Imagen: Román Cura

-Se conocieron declaraciones del presidente ejecutivo de la empresa Pan American Silver, Geoff Burns, en donde afirmó que recibió al menos un llamado del gobernador Martín Buzzi para «retomar negociaciones» y por otro lado, esta semana llegó un dossier de prensa de una empresa minera, Minas Argentinas, que quiere explotar oro en el cordón Esquel a través de un supuesto proyecto no contaminante llamado Suyai, todo esta semana ¿Cómo se lee esto?

– Parece que la fecha del 7 de mayo (día de la minería) los emociona en sus delirios extractivos. Curiosamente las dos empresas que tienen los proyectos mineros más avanzados y frenados ambos, salen con declaraciones y publicaciones de esta índole. Llama la atención también que el gobierno no corte de plano y absolutamente esta cuestión de cara a la población.

– En que estado quedó el proyecto de Pan American Silver?

– El proyecto no se puede hacer porque – aunque el gobierno y la minera lo nieguen – tiene rechazo social. Hay comunidades de pueblos originarios, pobladores que lo rechazan y fundamentalmente porque existe la Ley 5001 que prohíbe la minería metalífera a cielo abierto y eso es un impedimento absoluto para que el proyecto avance.

– Sin embargo Burns (Presidente Ejecutivo de la minera Pan American Silver) hizo público que lo llamó el gobernador Buzzi, no creo que hayan hablado de fútbol…

– Bueno esa es la duda. Por un lado el gobierno hace decir a sus funcionarios que la minería no está en la agenda y por otro lado salen sus socios desde Toronto diciendo esto. Llama la atención que no le den un corte definitivo a la cuestión.

– El sábado recibí un dossier de prensa de Minas Argentinas del denominado Proyecto Suyai. Se destaca en el parte de prensa que el proyecto no es megaminería, que no se utilizará cianuro y que además hay conversaciones con la población desde hace tres años. ¿ Qué es el Proyecto Suyai?

 

– Es un viejo proyecto con el nombre cambiado. Cuando hablamos de Suyai hablamos del viejo proyecto Cordón Esquel. La empresa que trabaja en esto se llama Yamana Gold y tiene una subsidiaria que se llama Minas Argentinas hace varios años le cambió el nombre por Suyai. Había una intención, luego del contundente rechazo de la población después de la consulta popular, de no nombrar a la ciudad y la llamaban Suyai City. Este es el origen escandaloso del proyecto.

– ¿Es un proyecto nuevo?

-Dicen que es un proyecto nuevo pero no es verdad, es en el mismo yacimiento el que originalmente la empresa Meridian Gold planteaba llevar acabo hacer explotación subterránea. Los volúmenes de roca y minerales que se van a extraer hablan de minería a gran escala. Además, los consumos de agua, explosivos y daños van a ser más intensos. Suyai es lo mismo pero presentado de otra manera.

– En el marco de la 5001, el proyecto tiene viabilidad ¿Se podría llegar a realizar?

– Entiendo que en el marco de la 5001 no estaría contemplado. Estos tipos dicen que va a ser subterránea y la ley dice «metalífera a cielo abierto», desde ese punto de vista no, no iría en colisión con la ley. Ahora, también sabemos que una vez que estos tipos se meten son los que gobiernan. Hasta ahora nosotros no tenemos conocimiento de que haya una presentación de Minas Argentinas/Yamana Gold en Rawson pidiendo permiso para ejecutarlo. Lo que estamos viendo ahora en los medios es solo publicidad.

– La empresa dice que hay años de debate con los vecinos…

– Ellos hacen sus reuniones con algunas personas y tienen capacidad de financiar difusión en medios de prensa y así se manejan, pero eso no es licencia social. Cualquiera que venga y hable con los vecinos va a saber cual es el grado de rechazo de la población. La minera quiere dibujar la cuestión a su convivencia como siempre. Decir que es mentira lo que dicen no es más que ajustarse a la verdad.

– Que se «filtren» comunicaciones o que caigan dossiers mineros en una misma semana no me parece casual ¿Porqué pasa ahora?

– Hay que ver las cosas a la luz de lo que pasó el 4 de abril de este año cuando se presenta por iniciativa popular el proyecto de Ley que perfecciona las prohibiciones que plantea la Ley 5001. Me parece que también hay que leer esta movida a raíz de esta movida que se hizo en toda la provincia y que juntó más de 13.000 firmas para prohibir la megamineria en todas sus formas y etapas. Que incluye la extracción de minerales radioactivos. Por ahí se debe hacer la lectura de estas declaraciones y este chichoneo mediático.

– ¿Le queda tiempo a Buzzi para intentar algo?

– No hay que quedarse dormido, por eso queremos que el proyecto de iniciativa popular sea tratado en la Legislatura. Es la muestra de que la ciudadanía y la provincia necesita para empezar a hablar de otros esquemas de producción.