El Intendente de Esquel, Rafael Williams afirmó ayer que «desde lo legal no puedo negar esa habilitación». Adujo que en dictámenes legales opinan que el local será administrativo y que no tiene que ver con la explotación del yacimiento. Algo bastante incompatible con la realidad ya que la empresa propala a los cuatro vientos sus intenciones de explotar el oro y la plata en el Cordón Esquel.

 

Fuentes: diarios El Chubut y El Oeste

18/05/2012. El intendente Rafael Williams fue consultado por las duras declaraciones vertidas a la prensa por el presidente del bloque de concejales del Frente para la Victoria, Horacio Iturrioz, quien cuestionó el accionar de la empresa minera en Esquel y dijo que ésta tiende a la confrontación social y a generar conflicto entre distintos sectores de la comunidad.

«Estuve conversando con él (por Iturrioz). Siento que el municipio a veces estamos por el tema minero entre dos fuegos, a veces con el fundamentalismo de una posición o de otra. Porque puede haber fundamentalismo en un no y también en un sí, pero uno debe tratar de ser equilibrado, respetar a la comunidad, son veinte condimentos que compusieron el no y entre los cuales hay algunos que son irrenunciables, inclusive para mí, como es el caso de la explotación a cielo abierto, el uso de cianuro entre otras cuestiones», dijo el jefe comunal.

Con esta afirmación, se puso disimuladamente en línea con las pretensiones de Minas Argentinas/Yamana Gold al circunscribir el mandato del plebiscito del 2003 a una explotación a cielo abierto y el uso de cianuro, y justamente la minera difunde que no hará eso, sino una explotación por galerías y con el proceso con cianuro fuera del ejido municipal.

El intendente efectuó estas declaraciones ayer luego de participar del acto aniversario del Centro de Día de personas con discapacidad. En este marco, sostuvo que «lo que nosotros no queremos y es lo que ha pasado con la solicitud de habilitación, es que la minera nos ponga entre la espada y la pared. Desde lo legal no puedo negar esa habilitación Yo tengo dictámenes legales que me indican que es una cuestión administrativa, que no tiene que ver con la explotación del yacimiento y por lo tanto no veo objeciones para otorgar una habilitación».

Esta interpretación de la asesoría legal del municipio en la cual se basa Williams, es abiertamente incompatible con la realidad ya que la empresa propala a los cuatro vientos sus intenciones de explotar el oro y la plata en el Cordón Esquel.

Consultado sobre si considera que la empresa minera de alguna manera intenta marcar la agenda política del municipio o del Concejo Deliberante Williams expresó, «por qué no pueden funcionar en cualquier oficina administrativa, estudio contable o de cualquier persona que no tenga nada que ver específicamente con una empresa. Pero bueno, lamentablemente nosotros en ese marco no tenemos forma de oponernos ni de otorgar. Ya nos pasó la vez anterior y nos está pasando ahora». Sin embargo opinó que con esta solicitud de habilitación de la minera «lo que están haciendo es poniéndonos, en el caso particular político mío, entre la espada y la pared. En el marco legal tendré que otorgar lo que se deba pero, en el marco social yo voy a seguir respetando lo que la gente dice. Estas cosas, si tienen que cambiar lo van a hacer con la aceptación de la comunidad, no de otra forma. Y un marco donde no nos mientan ni en un sentido ni en el otro» apuntó.

No puede dejar de llamar la atención que Williams, en esta otra frase disimulada, desliza que se puede cambiar la decisión de la comunidad que fue tomada en forma democrática en la consulta popular del 23 de marzo de 2003 y que de manera sostenida reactualiza desde hace más de nueve años su rechazo a la megaminería produciendo asambleas y movilizaciones.

«El Concejo podría haberse mantenido distante»

Sobre el pronunciamiento del grupo de Pediatras del Área Sanitaria contra la actividad minera, Williams reconoció que dentro del tejido social pueden existir una amplia variedad de opiniones respecto al tema. En tal dirección manifestó: «el Concejo Deliberante podría haberse mantenido distante», de todas maneras «respeto» la posición.