Este viernes a las 8.30 hs. un vecino está citado a una audiencia por apertura de investigación en el juzgado de Instrucción a cargo del Dr. José Colabelli, quien se ha manifestado a favor de la minería (1). El vecino citado es uno de los que fue señalado por el entonces Gerente de Relaciones con la Comunidad de Minas Argentinas S.A., Ricardo Bustos, quien, además de hacer una denuncia ante fiscalía, difundió un video totalmente editado obtenido de las cámaras que tiene el edificio de la empresa ubicado en Libertad 647.

Por Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Esquel
Los vecinos se convocan para mañana en los tribunales de Esquel para respaldar al militante del NO A LA MINA sometido a esta acción judicial, donde se combinan los intereses mineros y un juez objetado por la sociedad y con una abierta postura a favor de la explotación minera. Se trata de una nueva judicialización de la protesta social que desde hace diez años sostiene la comunidad esquelense en contra de las empresas mineras y sus cómplices gubernamentales.

El supuesto hecho delictivo que denunció Bustos originando la actuación del Juez Colabelli, se habría producido el 4 de julio del año pasado en una multitudinaria y pacífica marcha de repudio hasta las oficinas de Minas Argentinas por parte de los vecinos de Esquel, quienes luego de una asamblea y la clausura simbólica de la empresa, realizaron en la calle una olla popular.

En esa ocasión, en un episodio repudiable, el entonces Gerente de Relaciones con la Comunidad de la empresa, Ricardo Bustos, se retiró del lugar en su vehículo y atropelló en forma leve a un joven manifestante ante la presencia policial.

Por otra parte, es manifiesta la realización de tareas de inteligencia por parte de Minas Argentinas S.A. filmando a vecinos, guardando fotos y archivos de todo tipo, algo totalmente prohibido por la ley.

Ésta es una nueva judicialización de la resistencia social. Recordemos que, luego de soportar medio centenar de amenazas contra sus vidas y su integridad en los comienzos del conflicto, los esquelenses tuvieron una nueva sorpresa: en 2005 Meridian Gold -entonces dueña del yacimiento- llevó a la justicia a cuatro vecinos y dos periodistas de Esquel por divulgar el contenido de una reunión donde altos directivos de la empresa junto a consultores planificaron «dar vuelta la decisión de Esquel». Todos los involucrados fueron sobreseídos por un juez de la Ciudad de Buenos Aires donde la minera había radicado la presentación.

(1) Ver la entrevista de septiembre del 2005 que el periodista Andrés Campos le realizó al entonces ex-juez José Colabelli, donde éste afirma: «Si la actividad minera es mala palabra, entonces suspendamos todo. Eso es una locura, y está en mentes totalmente distorsionadas. La actividad minera es perfectamente valida y útil. Es un mandato divino, que esta ya en el Antiguo Testamento, dominar la tierra. El hombre esta en el mundo para dominar la tierra.» en el artículo «La minería es un mandato divino» publicado en Indymedia http://argentina.indymedia.org/news/2006/09/444490.php