Este jueves a las 20 hs. los vecinos de Esquel se concentrarán en la Plaza San Martín para movilizarse en repudio al brutal ataque que sufrieron los vecinos en Rawson a manos de una patota fascista que responde al gobierno provincial y a empresas mineras integrada por militantes de la UOCRA. El horario de la marcha se propuso para facilitar la concurrencia masiva e incluso la posibilidad del cierre de comercios para plegarse a la movilización en solidaridad con los vecinos agredidos en la capital provincial.

 

Foto: luego de la asamblea los vecinos marcharon por el centro de la ciudad. 

Por Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Esquel

En la asamblea que este miércoles a la tarde protagonizaron unos doscientos cincuenta vecinos en la Plaza San Martín de Esquel, además de la movilización, se aprobó reclamar al gobierno provincial la remoción de los responsables políticos de la inacción policial y la habilitación de una zona liberada para que la patota prominera atacara de manera salvaje y con procedimientos fascistas a los vecinos que pretendían concurrir a la sesión de la Legislatura, como la hacen desde hace tres meses, para dar testimonio de su oposición a la aprobación de un marco regulatorio a la minería a gran escala.

Los funcionarios de quienes piden su remoción son el ministro de Gobierno Javier Turiñan, el secretario de Seguridad y Justicia de la provincia, José Glinski y el jefe de la policía de Chubut Julio Blanco.

También la asamblea determinó exigir al intendente Rafael Williams que se pronuncie repudiando los hechos violentos acaecidos en Rawson.

Durante la asamblea se leyó el acta que en la mañana habían redactado y firmado los manifestantes que concurrieron al municipio para escuchar una respuesta del intendente Rafael Williams sobre la quita de la habilitación comercial a la minera Minas Argentinas/Yamana Gold. En la ocasión, ante la ausencia de Williams, el secretario de gobierno, Pablo Durán, anunció que la ordenanza sancionada sería de aplicación a partir del año 2013 y se negó firmar un acta por lo cual los vecinos decidieron dejar constancia de la situación.

Cabe destacar que, además de militantes de la UOCRA, participaron  en la movida pro minera personas trasladadas a Rawson por las propias empresas mineras, entre ellas Minas Argentina/Yamana Gold que transportó a empleados y algunos vecinos de Esquel.

También participaron de la asamblea representantes de los gremios ATECh y del Sindicato de Trabajadores de Prensa del Oeste del Chubut, quienes se manifestaron rotundamente en repudio a la violencia de las patotas promineras y reclamaron que el gobierno de marcha atrás con el marco regulatorio a la megaminería que pretende que sancione la Legislatura.

Asimismo, se dio lectura a un documento de la Pastoral Social de la Diócesis de Comodoro Rivadavia tomando posición en rechazo a la violencia prominera y solidarizándose con los vecinos agredidos.

Al finalizar la asamblea, los presentes marcharon por las calles céntricas para convocar a la marcha de mañana a las 20 hs. cantando «Si no querés que te peguen y te callen, salí mañana a las 8 a la calle» .

Documento Sindicato de Trabajadores de Prensa del Oeste del Chubut

El Sindicato de Trabajadores de Prensa del Oeste del Chubut  expresa su enérgico repudió por los actos de violencia y agresión generados ayer en Rawson, frente a la Legislatura por sectores que responden a la UOCRA, a la empresa minera Yamana Gold-Minas Argentinas y al propio gobierno provincial, quienes atacaron salvajemente y con total impunidad a un minúsculo grupo de vecinos que pretendían ingresar a la Legislatura provincial para presenciar y defender los intereses de la gran mayoría de quienes conformamos el pueblo del Chubut que le esta diciendo en forma categórica y desde hace 10 años NO A LA MINA – SI A LA VIDA.

Hacemos responsable de lo sucedido a la empresa Yamana Gold-Minas Argentinas que pretende a los golpes imponer la explotación minera en Esquel, dejando en claro que su presencia en nuestra ciudad y en la provincia solo ha servido para alterar la paz social y llevarnos a una confrontación.

Asimismo hacemos responsables de lo ocurrido en Rawson y de lo que a futuro pudiera ocurrir, al gobierno provincial, el gobernador Buzzi, sus funcionarios y los intendentes de cada municipio, que deben principalmente y por sobre todas las cosas velar por la seguridad y tranquilidad de los chubutenses y no ser marionetas que respondan a los ambiciosos intereses de las empresas mineras.

Por último, esperamos que las empresas periodísticas estén a la altura de la circunstancias en estos difíciles momentos que vive la ciudadanía de Chubut, dejando al menos por una vez sus también ambiciosos intereses económicos, privilegiando su objetivo o razón de ser que es o debería ser, el de informar realmente lo que pasa, ya que creemos que un pueblo bien informado nos hará un pueblo libre.

NO A LA MINA – SI A LA VIDA
COMISIÓN DIRECTIVA DEL SINDICATO DE TRABAJADORES DE PRENSA DEL OESTE DEL CHUBUT

LA VIOLENCIA NOS INDIGNA

Ante los violentos  acontecimientos sucedidos en la tarde del día de ayer, 27 de noviembre del 2012, en la propia Legislatura provincial de la ciudad de Rawson, el Equipo Diocesano de Pastoral Social de Comodoro Rivadavia,  repudia  enérgicamente la represión que con toda  impunidad ha sido ejercida hacia un grupo de pacíficos integrantes de la Unión de Asambleas Patagónicas que viene manifestándose desde hace tres meses  rechazando el Marco Regulatorio que se quiere imponer en la provincia para favorecer  la actividad megaminera.

Una vez más, nuestra vida social está siendo fracturada por actitudes de este tipo; una vez más, se apela a la violencia como único lenguaje y metodología coercitiva para  imponer decisiones  tomadas de antemano y hacerlas pasar como consecuencias  de una democracia delegativa.

Acciones como éstas, deliberadas y planificadas, constituyen un signo de intolerancia inadmisible como método de solución de conflictos sociales; el gobierno debe garantizar y respetar a toda la comunidad y a cada uno de sus integrantes el derecho a manifestarse. Rechazamos la pasividad y la inercia de quienes miraban como ajenos,  las escenas  de represión que concluyeron con heridos, algunos de gravedad. A ellos enviamos  nuestra total solidaridad.

La violencia no constituye jamás un modo de abordar las diferencias. Y no la podemos justificar, mucho menos cuando se utiliza para disuadir opiniones distintas.

Nosotros, como Iglesia, proclamamos con  convicción de cristianos que la construcción de una sociedad democrática solo se dará si hay participación y protagonismo en paz y que esta debe ser estimulada y protegida desde un estado obligado a resguardar la democracia, rechazando cualquier modalidad violenta de ejercer el disenso.

La violencia es una mentira, como dijo Juan Pablo II, porque va contra la verdad de nuestra fe, la verdad de nuestras tradiciones, la verdad de nuestra humanidad. “La violencia destruye lo que pretende defender: destruye la dignidad, destruye la vida, destruye la libertad del ser humano.” [Juan Pablo II, Discurso en Drogheda, Irlanda, 29 de septiembre de 1979].

Es obligación del Gobierno restituir la escucha, sin negar, dilatar ni desoír los reclamos que traen numerosos pobladores y vecinos a fin de que en el ámbito legislativo se tomen las decisiones más apropiadas al bien común y no al interés sectorial del momento.

Apelamos a que las Instituciones asuman su protagonismo e independencia, contribuyan a la resolución de todo conflicto y se comprometan a sostener y cuidar el frágil  tejido social, decididos a obrar como dirigentes y ciudadanos responsables y que nunca más nadie padezca ni sea testigo de violencia alguna.

Pastoral Social de la Diócesis de Comodoro Rivadavia

Contactos:

Liliana Murgas (154-354591)

Pbro. Daniel Lanz (154-606272)