Migue Angel GálvezEn menos de 24 hs. el Juez Federal de San Juan Miguel Angel Gálvez, hizo lugar a la presentación de la Cámara de Minería y a CGT local que reclamaron contra la ley que impide la explotación minera en las zonas de glaciares. Barrick, las megamineras y la dictadura comparten cómplices: El juez que concedió la cautelar, Miguel Angel Gálvez, fue uno de los magistrados que firmó el cuestionado fallo que apartó al juez Walter Bento de la causa contra los camaristas mendocinos Otilio Romano y Luis Miret, imputados de complicidad y participación en crímenes de la dictadura.

 

Fuente: diarios Clarín y diario Página/12

02/11/10 En su fallo asegura que la norma nacional «no puede legislar sobre los recursos naturales». Cristina había vetado una ley similar en 2008 pero, por la fuerte presión social de asambleas y diversas organizaciones, tuvo que promulgarla. Se huele la intervención de Barrick Gold y del gobernador sanjuanino José Luis Gioja.

El juez Federal de San Juan Miguel Angel Gálvez en pocas horas desde la recepción de la acción de amparo, suspendió la aplicación de varios artículos de la Ley de presupuestos Mínimos para la Protección de los Glaciares, sancionada el mes pasado por el Congreso Nacional, al conceder una medida cautelar contra la norma, presentada por la CGT, los gremios mineros y de la construcción y la Cámara Minera de la provincia.

En su resolución, el juez federal de San Juan suspendió los artículos 2, 3, 5, 7 y 15 «que son los que prohibían la actividad industrial y especialmente la minería en la zona de alta montaña», para poder dar protección a los Glaciares y peri Glaciares como reservas de agua dulce.

Según se informó en el juzgado, el juez Gálvez comunicó la resolución al Procurador General de la Nación y al gobierno provincial para pedirles que no apliquen la norma mientras esté suspendida en el ámbito de la provincia de San Juan.

La ley de glaciares, que obstaculiza la explotación minera en las zonas de glaciares para preservar las reservas de agua dulce, había sido muy polémica y fue aprobada en el Senado con los votos justos.

Atrás quedó otro proyecto, defendido entre otros por el senador sanjuanino José Luis Gioja, que era más permisivo con las empresas mineras (en San Juan existe el proyecto de Pascua Lama, el primer emprendimiento minero binacional sobre la cordillera, realizado por la canadiense Barrick Gold).

En 2008, la presidente Cristina Kirchner había vetado una ley de glaciares similar a la que se sancionó ahora, y varios proyectos mineros pudieron avanzar gracias a ese veto. Por eso se especulaba con que el oficialismo apoyaría la ley más permisiva, cosa que no sucedió: una parte del bloque K votó a favor de la ley promulgada la sema pasada.

Si aquel veto representa la voluntad oficial, esta vez la medida cautelar de la Justicia –varias veces denostada por Cristina Kirchner- ahora favorece al gobierno nacional y su política.

En San Juan, las organizaciones vinculadas con la actividad minera hicieron la presentación de «acción de inconstitucionalidad y medida de no innovar» al considerar que «la norma avasalla las autonomías provinciales al querer fijar en qué zonas se puede trabajar y en cuáles no», según informó el abogado.

En realidad, la Constitución Nacional reformada en 1994 devolvió a las provincias el dominio de sus recursos naturales. Pero en otro artículo también le encomendó al Congreso Nacional sancionar los «presupuestos mínimos ambientales» a partir de los cuales se puede realizar la explotación industrial.

El escrito sobre el que dictaminó el juez Gálvez «tiene once puntos y plantea la inconstitucionalidad de la norma que más que de protección de Glaciares, es anti minera y afecta el desarrollo de la provincia», dijeron los abogados.