Un incansable actor social de San Carlos nos da a conocer su postura respecto del desarrollo de la minería en Mendoza. Punto por punto, en esta columna, da a conocer razones para inclinar la balanza.

 

 

 

Fuente: MDZ On Line

02/11/2010. Después de escuchar todo el día posturas a favor y en contra de la minería, de escuchar a la empresa con sus argumentos, a los políticos con sus razones, de los siete años que levo luchando contra este tipo de minería y de esta remera que rengo puesta…¡hoy me declaro abiertamente pro minero y digo:

¡SI A LA MINERÍA porque es necesaria! ¡SI quiero minería!

1. ¡Si quiero minería: pero que no use, abuse e inutilice el agua dulce porque es un bien escaso y vital para Mendoza y primero hay que garantizar su acceso a todos los mendocinos porque es un derecho humano!

2. ¡Si quiero minería: que no la ponga en riesgo con sus diques de cola, sus drenajes, sus escombreras y sus productos y métodos de explotación dañinos!

3. ¡Si quiero minería: que no toque ningún glaciar ni con sus bombas y sus máquinas, ni con el polvo de sus explosiones, porque allí se gesta la vida del valle y no quiero ver el útero de mi madre tierra canceroso de minería y drenando muerte!

4. ¡Si quiero minería: que no trabaje junto a los ríos porque son las venas que trae esa vida a mi pueblo que creció y crece por ellos!

5. ¡Si quiero minería: que no arriesgue a otros transitando con explosivos y contaminantes por nuestras rutas, pueblos y ciudades, con impunidad y arrogancia y ante el silencio de las autoridades! ¡Eso también es seguridad… vital!

6. ¡Si quiero minería: que genere puestos de trabajos estables, genuinos, seguros y sustentables sin destruir ni arriesgar otros! ¡Y que no tenga que inflar los números y prometer ilusiones a quienes honestamente necesitan trabajos dignos porque eso es despreciar la dignidad de la persona!

7. ¡Si quiero minería: que no prostituya a las hijas de mi pueblo, que no traiga asociada casas de juego, droga y negocios oscuros. Que no venga acompañada del encarecimiento del costo de la vida para todos por el beneficio para pocos!

8. ¡Si quiero minería: que no arruine el paisaje que usamos en turismo y para deleite y gozo nuestro y de nuestros hijos y nietos prometiendo como panacea el «turismo minero»! Ridícula forma de disfrutar la naturaleza viéndola muerta ante la voracidad minera.

9. ¡Si quiero minería: que no necesite miles de beneficios económicos, fiscales y legales para decir que es rentable y posible y que si no nos amenace con irse a invertir a otro lado!

10. ¡Si quiero minería: qué no haga que perdamos más plata en beneficios entregados que en lo que dejan de migajas y vueltos de sus ganancias!

11. ¡Si quiero minería: que sea Nacional y que si se hace deje la mayor ganancia para el país y su gente y no para los extranjeros que luego nos dominan con el mismo poder económico que crean y mantienen con nuestros recursos!

12. ¡Si quiero minería: que la hagan empresas mineras nacionales que aporten para engrandecer a mi país y no a países extranjeros y empresas apátridas que terminan siendo más poderosas que los gobiernos locales!

13. ¡Si quiero minería: que no nos deje a oscuras, con frío y a pie, con maquinaria productiva industrial, vial y agrícola parada sin energía, porque consume a precios regalados el gas, la electricidad y el gas oil que nos está faltando y que nos impide crecer a todos como país!

14. ¡Si quiero minería: que no corrompa gobiernos con dádivas y promesas mentirosas, que necesite hacer pactos oscuros concretados en secreto por funcionarios que juegan impunemente a dos puntas!

15. ¡Si quiero minería: que no necesite mentir, mentir, mentir… y fraguar datos en los informes de impacto ambiental, porque mentir en la documentación pública es un pecado social y es un delito y no quiero delincuentes cuidando mi ambiente! Y esto también va para los científicos y funcionarios que deberían denunciar estas mentiras o considerarse cómplices del delito!

16. ¡Si quiero minería: cuyos empresarios mineros y políticos involucrados garanticen con sus bienes y su libertad el respeto del medio ambiente y las comunidades! Si hay daños que paguen y vallan presos.

17. ¡Si quiero minería: que respete la decisión del pueblo y que cuando se le diga NO entienda el mensaje y se vaya y no continúen dividiendo y generando conflictos para ganar por cansancio!

Yo si quiero minería, pero una minería responsable que respete todas y cada una de estas cosas que las empresas y gobierno no pueden o no quieren cumplir porque no les es rentable.

Yo si quiero minería: pero que en las actuales condiciones, que se haga en Europa, Canadá, China Japón o Estados Unidos donde se gasta el 90 % de todo lo que se obtiene o se haga en la luna, no Mendoza, no en Argentina, no en mi patria grande Latinoamérica, porque no quiero regalar mis recursos y los de mis hijos para que ellos vivan en el lujo y el derroche mientras que nosotros morimos.

¡Yo si quiero minería… pero más quiero la vida! Y si no marchan juntas, opto por esta última. Porque la vida son mis hijos y los tuyos.

¡Y desafío a los geólogos, ingenieros, científicos, políticos y a todos los que dicen saber tanto que inventen métodos extractivos y leyes que garanticen esto y entonces voy a quemar esta remera que llevo puesta y gravada en mi corazón, y saldré a militar con ellos el SI a la Minería con la misma fuerza con que hoy milito el NO!