Rector de UNRN Juan Carlos del Bello«Comprendo la sensibilidad, pero éste es un ámbito de polémica», argumentó Juan Carlos Del Bello, Rector de la Universidad Nacional de Río Negro, al defender la organización de la jornada sobre minería que se llevó a cabo en Viedma. Dijo que las universidades deben generar debates sin fijar posiciones. Abrirán la carrera de Geología donde se enseñarán las distintas tecnologías de explotación minera, porque «no se va a cercenar el estudio en ese campo académico».

Fuente: AN Bariloche

04/11/2009. Organizaciones ambientalistas repudiaron a fines del mes pasado, la realización de la jornada denominada «Verdades, mitos y desafíos en la minería de Río Negro: Análisis constitucional de la ley 3981, el uso del agua y los tratados bilaterales de inversión» en la que disertaron representantes de las mineras.

En aquella oportunidad, y como señal de rechazo, marcharon hasta la delegación local de la UNRN pidiendo que la casa de estudios no se transforme en la «Universidad Nacional del Cianuro», y que no sea usada «para la propaganda de los intereses de empresas contaminantes».

Del Bello defendió el espíritu de la iniciativa y adelantó que la UNRN será un centro de debate sobre distintas temáticas. A continuación, se publica el reportaje al Rector realizado en KMFM:

KMFM: Se ha generado polémica en torno a la decisión de la UNRN de abrir, con un ciclo de presentaciones, un debate en torno a la ley que impide la minería a cielo abierto. Se ha apuntado que abrir ese debate tenía una vinculación con la posición de la universidad de favorecer este tipo de actividad en Río Negro. ¿Cuál es su mirada?

Del Bello: La universidad pública, es un lugar de pensamiento, de debate sobre cualquier tema que involucra la vida de la sociedad civil. La universidad como institución, jamás toma posiciones sobre alguno de estos puntos, lo hacen los individuos, los profesores e investigadores. Así como hay libertad de investigación y docencia, hay libertad de expresión. Lo único que la universidad ha hecho, generando extrañamente tanta polémica, es organizar una mesa redonda donde se expusieron los distintos puntos de vista. La Universidad no reanima nada en particular sobre esta materia. Es simplemente poner en discusión los temas.

KMFM: En la elección del tema, hay también una definición. Es una Ley que si no se abriera al debate, no es cuestionable, porque no hay un movimiento ciudadano que la esté discutiendo.

D.B.: No estamos discutiendo sobre la ley. La discusión tuvo que ver con el tema de la minería. La Universidad jamás cancela ningún tema que pueda generar polémica, los abre, como participó en la discusión de la ley de medios, donde hubo posiciones encontradas. Se hizo una mesa redonda. Es todo lo que ocurrió. Más aún: el investigador de la universidad que participó tuvo una posición de defensa de la ley provincial. Que hayan participado otras personas, con distinto punto de vista, hace a la libertad de expresión. Es como si estuviéramos discutiendo aquí sobre la conquista del desierto y lo que significó para los pueblos originarios.

KMFM: Esa no deja de ser una discusión histórica con pocos efectos prácticos en la realidad. Además, los términos de la convocatoria a la charla planteaba el «análisis constitucional de la Ley 3981» , por lo que sí se sometían a discusión sus términos.

D.B.: El profesor de la universidad defendió la normativa vigente. Sinceramente no lo entiendo. Fue un espacio de análisis crítico, y eso es lo que tiene que hacer una universidad. Si yo voy a hacer un plan de estudios, no tengo derecho a incluir únicamente la perspectiva en la que yo creo. Es natural que la Universidad sea un ámbito de debate. Vamos a encontrarnos con esta polémica y otras. Vamos a abrir la carrera de Geología. ¿O la universidad no tiene que abrirla, no tiene la obligación de enseñar el proceso de tecnologías mineras?. Así como va a enseñar temas de hidrocarburos, lo va a hacer con la minería, porque va a tener una carrera que es Geología. No se va a cercenar el estudio en ese campo académico.

KMFM: En parte creo que la sensibilidad está en que usted sabe que hay un muy fuerte avance de las empresas mineras sobre las casas de estudio, académicos e intelectuales, buscando sustento para su actividad, tan discutida desde el punto de vista del medio ambiente, e incluso de los beneficios que a la nación le genera la extracción de recursos mineros en manos de empresas extranjeras.

D.B.: La sensibilidad es entendible y las cosas deben ser estudiadas correctamente. Respeto su punto de vista. Hay una empresa explotadora que tiene que pagar un canon a la Universidad Nacional de Tucumán, que es la que hizo el hallazgo de un yacimiento minero que está en proceso de explotación y que ha tenido una demanda judicial por afectar al medio ambiente. Así que fíjese si éste no es un tema que se debate en el concierto de las universidades nacionales. Comprendo la sensibilidad, pero éste es un ámbito de polémica.