La Fiesta Nacional de la Ganadería en General Alvear se transformó en casi una pesadilla para el gobernador Celso Jaque y gran parte de su gabinete. El fuerte rechazo a la minería que demostró un sector importante del departamento sureño se transformó en abucheos e insultos para la comitiva oficial.

Fuente: diario El Sol

06/05/2011. Los problemas para Jaque comenzaron en la misma entrada al predio, cuando un grupo de manifestantes antimineros le hicieron sentir que no están de acuerdo con proyectos como San Jorge. El precandidato del PJ a la gobernación, Francisco «Paco» Pérez, también fue blanco de las críticas.

Durante un almuerzo marcado por la presencia de varios dirigentes políticos de peso, la situación no cambió demasiado para Jaque. Un puestero le reclamó mejoras en los caminos rurales, y José Luis Matellanes, Presidente de la Cámara de Comercio de General Alvear, le pidió que no avance el proyecto San Jorge.

En medio de más abucheos que aplausos, Jaque subió a dar su discurso. La respuesta del Gobernador fue prometer obras y financiamiento para el sector. También intentó tranquilizar los reclamos al asegurar que el Gobierno cumplirá estrictamente lo que dice la ley 7022.

«Fue una emboscada», se quejó un funcionario del gobierno provincial, que recién pudo respirar tranquilo cuando Jaque se bajó del escenario.