El Instituto Argentino de Nivología Glaciología y Ciencias Ambientales del Conicet (IANIGLA) inventarió más de 46 cuerpos de hielo en el área de Malargüe en donde la empresa canadiense Meryllion Resources planea extraer cobre y oro. La ley de Glaciares prohibiría la explotación en la zona.

 

Ver también: Ong publica inventario de glaciares y riesgos de la actividad minera en el proyecto Cerro Amarillo

Fuente: Mendoza On Line
El titular del IANIGLA, Ricardo Villalba, informó en MDZ Radio, sobre la existencia de una gran cantidad de reservas de agua dulce ubicadas en la zona en la que se pretende explotar el emprendimiento minero de Cerro Amarillo.

De acuerdo con el experto, «hay 46 cuepos de hielo entre los cuales hay glaciares de escombro, cuerpos de hielo, glaciares descubierto y cubiertos y manchones de nieve».

El proyecto de oro y cobre, Cerro Amarillo, de la empresa canadiense Meryllion Resources, podría prohibirse, ya que los suelos se encuadrarían en la Ley de Glaciares, que prohíbe la minería.

Villalba agregó que aún se trabaja en la zona, y que se está intentado «establecer en dónde se encuentran y a que altura».

El titular del IANIGLA, señaló que el informe de la cuenca del Río grande está prácticamente terminado, y agregó que la Secretaría de Ambiente de la Nación, a través de la provincia de Mendoza, les pidió prestar especial atención al área de Cerro Amarillo.

De todas maneras, las discusiones que tuvieron lugar en noviembre en el Senado de la Provincia hicieron que los expertos prefierieran esperar a terminar con el inventario de la cuenca del Río Grande antes de dar presiciones, en este momento se está terminando con las imágenes satelitales y se está terminando con los últimos detalles, según señaló Villalba.

«Hay mucha información específica contenida en el informe para que los tomadores de esta decisión puedan avanzar correctamente en la determinación de estos emprendimientos», señaló el profesional.

El proyecto Cerro Amarillo queda a 60 km de la ciudad cabecera de Malargüe y se trataría del yacimiento de cobre más importante del país, pero también podría ser una importantísima reserva de agua dulce.

El Centro de Derechos Humanos y Ambiente (CEDHA) publicó un inventario de glaciares del mismo proyecto y reveló la presencia de 30 cuerpos de glaciares en el área de la concesión minera Cerro Amarillo, incluyendo 13 glaciares blancos descubiertos y 17 glaciares de escombros.

«Estas cuencas hídricas aportan significativos volúmenes de agua para las comunidades y tierras agrícolas de las provincias de Mendoza, Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires. De avanzar el proyecto Cerro Amarillo, estos glaciares y los suelos congelados del ambiente periglacial situado en el territorio concesionado, podrían estar en peligro», explicó a Diario San Rafael la titular del CEDHA, Romina Picolotti.

«Estos suelos podrían estar permanentemente congelados y saturados en hielo, lo que implicaría que estarían protegidos por Ley de Glaciares y donde la minería estaría prohibida», reveló el CEDHA.