Alrededor de 400 personas participaron de la denominada contramarcha en defensa del agua y en contra de la megaminería. Nuevamente los vecinos de la provincia se movilizaron en defensa del agua en el tradicional desfile de Vendimia y estuvieron acompañados por los sindicatos estatales.

Fuente: Los Andes
«Marzo es sinónimo de lucha, de pueblo de pie, de Mendoza despierta», proclaman los miembros de la Asamblea Popular por el Agua.

Alrededor de 400 personas participaron de la denominada contramarcha en el Carrusel Vendimial en defensa del agua de la provincia y en contra de la megaminería.

La movilización en el tradicional desfile fue acompañada por los gremios estatales locales ATE, Ampros, Fadiunc, la lista marrón de SUTE y Judiciales.

«Este 2015, año electoral y de definiciones, requiere que el pueblo se plante bien firme y no ceda nada de lo que le corresponde», explicaron.

Las organizaciones ambientalistas estuvieron encabezadas por el referente del PO, Jorge Altamira, para reclamar la defensa del agua pura y el rechazo a las actividades mineras.

«En el palco hay determinados intereses sociales, aquí abajo hay otros intereses sociales y en eso consiste la confrontación electoral. No es un problema de personalidades sino de quién va a pagar la crisis», dijo el dirigente nacional.

Altamira apuntó que en el palco oficial, donde se ubicaron funcionarios del gobierno nacional y provincial, «defienden la política de contaminación ambiental y este saqueo del Estado».

«Este 2015, año electoral y de definiciones, requiere que el pueblo se plante bien firme y no ceda nada de lo que le corresponde», reclamaron por su parte los ambientalistas.

Asimismo, trabajadores estatales nucleados en ATE, Fadiunc, AMPROS (Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud), Judiciales y un sector disidente del SUTE manifiestan su rechazo a las propuestas salariales que el gobierno ha hecho a distintos sectores de la Administración Pública provincial.

Reiteraron en sus pancartas, el pedido de un aumento del 50 por ciento en los salarios, acorde con el índice inflacionario y la canasta alimentaria.

La movilización en el tradicional desfile fue acompañada también por docentes de escuelas técnicas que rechazan los cambios propuestos por el gobierno provincial a la currícula para esas escuelas.

Además, los productores se hicieron presentes en señal de protesta porque por la «inacción e ineficiencia de los funcionarios públicos de turno se está condenando al quebranto económico a miles de productores que no pueden hacer frente a los gastos propios de la cosecha entre otras causas, por los bajos precios que tiene su producto».

La iniciativa nació en 2011 cuando cientos de personas marcharon durante el Carrusel para exigir que «se respetara la voluntad de una provincia que ya había rechazado la instalación del proyecto minero San Jorge». Desde entonces, carteles en defensa del agua pura y muñecos gigantes ya son un clásico del recorrido por las calles céntricas.

{youtube}VMcBEGUNS98{/youtube}