Dentro del marco de las actividades propuestas como «contra» semana de la minería en Jujuy, se realizo una marcha de repudio a la presencia de Jorge Mayoral (Secretario de Minería de la Nación), que visitó la provincia para apoyar la iniciativa de apostar a la megaminería en Jujuy.

 

10/05/2010. El acceso a los manifestantes se vio truncado por una columna de policías que minutos mas tarde fueron reforzados por personal de infantería de la policía de la provincia, que durante la desconcentración de las organizaciones manifestantes, intento detener a integrantes de la misma, reprimiendo a quienes se negaban a ser apresados.

No hubo, al fin, detenidos. Pero queda una vez mas puesto de manifiesto el objetivo del gobierno provincial de instalar a sangre y fuego emprendimientos mineros, sin la participación activa del pueblo jujeño, hoy espectador de lujo de la entrega sistemática a la que se están siendo sometidos los bienes comunes de Jujuy, Argentina y toda sur América, respondiendo a un modelo cada vez mas tirano e inhumano.

COMISION DE ECOLOGIA Y AMBIENTE DEL MTK

{youtube}ClhYBChnAE0{/youtube}

La prensa destaca los incidentes, no los motivos de la protesta

Fuente: diario Jujuy al Día

Se produjeron incidentes en las inmediaciones de la Escuela de Minas cuando manifestantes ambientalistas se hicieron presentes para realizar un escrache al acto con el que culminaba la semana de la minería en Jujuy, donde se encontraban nada menos que el Gobernador de la Provincia Walter Barrionuevo junto al Secretario de Minería de la Nación Jorge Mayoral, y el resto de la comitiva. Hubo enfrentamientos cuerpo a cuerpo entre los efectivos policiales y los manifestantes, algunos de los cuales, en un acto de defensa/ataque, arrojaron líquidos en aerosol al rostro de los efectivos.

El grupo de ambientalistas llegó al lugar antes del mediodía, acompañado por el Secretario de Derechos Humanos del municipio capitalino, Carlos «Perro» Santillán y la red de organizaciones independientes, y arrojó desechos simbólicamente en uno de los accesos al establecimiento, en alusión al potencial contaminante de la actividad en cuestión.

Cuando los funcionarios emprendieron la retirada la fuerza policial intentó dispersar la protesta y comenzaron los incidentes.

Tras golpes de puño y elementos contundentes que volaron, finalmente la marcha se alejó del lugar y continuaron con la protesta por las calles céntricas. La policía intentó detener a los manifestantes más radicalizados, pero estos lograron escapar.