Córdoba, Argentina – 01/05/08. Durante varias jornadas el Foro en Defensa de Nuestros Derechos por el Agua, la Tierra y el Ambiente como eje del TinkuYaku III expuso, debatió y resolvió diversos aspectos sobre estas problemáticas. Las conclusiones declaran el acceso al agua un derecho humano fundamental e inalienable, un bien no susceptible de apropiación privada ni de ser sometido a las leyes del mercado y elevar a rango constitucional la imposibilidad de privatización o concesión del agua para uso y consumo de la población, y de los servicios de saneamiento en su totalidad. Además de otros señalamientos el encuentro rechazó los proyectos y las actividades mineras metalíferas a cielo abierto contaminantes y todos aquellos que usen de manera predadora los cursos de agua y sus cuencas.
Por Comisión Popular por la Recuperación del Agua (CPRA)

Desde la Comisión Popular por la Recuperación del Agua (CPRA) en conjunto con la Secretaria de Extensión de la Universidad Nacional de Córdoba realizaron desde el 25 al 31 de marzo el Foro en Defensa de Nuestros Derechos por el Agua, la Tierra y el Ambiente como eje del TinkuYaku III.
Esta declaración se consensuó con la Comisión Popular por la Recuperación del Agua, la UNC , invitando a todas las organizaciones que participaron del foro, es un ejemplo de articulación y participación

DECLARACIÓN FINAL:

Inspirados en el Artículo 41° de la Constitución Nacional que afirma «Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo», el Foro en Defensa de Nuestros Derechos por el Agua, la Tierra y el Ambiente, TinkuYaku III, celebrado en Córdoba (Argentina) desde el 25 al 31 de marzo de 2008,

PROPONE

Instar a los estados municipales, provinciales y nacional a:

a) declarar el acceso al agua en cantidad y calidad suficiente un derecho humano fundamental e inalienable.

b) declarar el agua como un bien no susceptible de apropiación privada ni de ser sometido a las leyes del mercado y/o cualquier fin de lucro.

c) elevar a rango constitucional la imposibilidad de privatización o concesión del agua para uso y consumo de la población, y de los servicios de saneamiento en su totalidad.

Declarar que, desde el punto de vista ético, toda mercantilización del agua, constituye un delito de lesa humanidad.

Oponerse a cualquier proyecto que promueva y/o determine la privatización del agua y promover la nulidad de los contratos de concesión para su distribución y comercialización vigentes en la actualidad.

Promover a escala local, provincial, regional y nacional la articulación permanente de los diferentes actores sociales (organizaciones populares, universidades, centros de investigación, asambleas, etc.) en las luchas por la recuperación del agua como un bien público y un derecho humano irrenunciable. Estos ámbitos de articulación plural permitirán organizar las actividades tendientes a concretar programas de acción directa e indirecta en cumplimiento de los fines propuestos.

Estimular la gestión pública y control comunitario en la administración de los bienes naturales con participación directa de manera horizontal y democrática.

Velar por la utilización sustentable de los bienes naturales, la preservación del patrimonio natural y cultural y la diversidad biológica.

Rechazar los proyectos y las actividades mineras metalíferas a cielo abierto contaminantes y todos aquellos que usen de manera predadora los cursos de agua y sus cuencas.

Denunciar los efectos nocivos producidos por el uso de agroquímicos tóxicos, y emprender acciones que tiendan a revertir urgentemente la grave situación sanitaria que afecta a amplios sectores de nuestra sociedad.

Oponerse a la expansión descontrolada de la agricultura-industrial debido a sus indeseables consecuencias ambientales y sociales, entre las que se destaca:

a) la pérdida de bosque nativo, de biodiversidad, de suelo y de soberanía alimentaria;

b) la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas por los agroquímicos utilizados;

c) las graves consecuencias para la salud de las personas de los barrios peri-urbanos lindantes con campos en producción, que son directamente afectados por las pulverizaciones de productos tóxicos;

d) el desplazamiento de comunidades originarias y campesinos, poseedores ancestrales de las tierras.

Desde el Foro se plantean, como acciones en tal sentido:

1. Organizar actividades (seminarios, debates, acciones, movilizaciones, conferencias de prensa) para exponer ante la opinión pública las denuncias sobre las violaciones a nuestros derechos por el agua, la tierra y el ambiente que se han expuesto durante este Foro.

2. Instalar en la comunidad, a través de la información y formación política, pedagógica y técnica, el tratamiento de la problemática, Agua, Tierra y Ambiente.

3. Estimular la incorporación al currículo escolar del tratamiento del tema «Defensa de los Derechos al Agua, Tierra y Ambiente», tratados en este Foro.

4. Organizar una campaña que lleve adelante a escala local, regional y nacional la incorporación, en las cartas orgánica municipales y constituciones, de la prohibición de mercantilización del agua y su declaración como derecho humano.

5. Promover la articulación, con las instituciones del estado para diseñar y conformar un modelo de gestión pública del agua.

Para más información: Reunión todos los dias Martes 20hs. Casa de los Trabajadores. Tucumán 367/ Córdoba Capital (0351) 4246943 – Cel. 156180852

E-mail: comisionagua@hotmail.com
comisionaguacba@gmail.com