El gobernador de Chubut, Martín Buzzi, envió una nota a los diputados diciendo que esperen para tratar su proyecto de ley de marco regulatorio para la actividad minera a gran escala e hidrocarburos porque va a «enriquecer el proyecto original e introducir variantes que recepten las distintas posturas». Es determinante en esta medida el sostenido rechazo demostrado en toda la provincia al proyecto de ley para regular la minería a gran escala. Además, no pudo convencer a la mayoría del Frente para la Victoria para aprobarlo.

Fuente: Jornada

El gobernador Martín Buzzi envió ayer a la Legislatura provincial una nota en la que anuncia el retiro de la Casa de la Leyes del polémico marco regulador de la minería y el petróleo. El mismo había sido presentado con bombos y platillos el 19 de junio y ya le había traído más de un dolor de cabeza. Con las organizaciones ambientalistas aunque las mineras le dieron apoyo ya que la inciativa habilita la explotación minera que hoy está vedada en todo Chubut por la vigencia de la ley 5001.

Por si fuera poco, los diputados del Frente para la Victoria, que debían sostener el proyecto y aprobarlo, había evitado sesionar durante dos semanas seguidas en «protesta» contra el gobernador, al que le pidieron que retire el proyecto.

La nota de Buzzi lleva el Nº 35/2012 y se distribuyó internamente en la Legislatura ayer. En esa comunicación, Buzzi señaló que el Poder Ejecutivo «viene realizando un trabajo profundo de difusión y consulta con la ciudadanía y también con intendentes y concejales de distintos puntos de la provincia» sobre el contenido del proyecto de ley de Marco Regulatorio que giró meses atrás a la Legislatura.

Algunos legisladores señalan la improcedencia de esta nota, ya que corresponde que el poder ejecutivo directamente retire el proyecto enviado en lugar de ordenar al poder legislativo que suspensa su tratamiento.

«De este diálogo abierto con los distintos estamentos de la comunidad, han surgido diferentes propuestas que dejan traducir disímiles visiones sobre el proyecto en cuestión. Debido a ello el Poder Ejecutivo viene trabajando sobre lo producido, a los efectos de enriquecer el proyecto original e introducir variantes que recepten las distintas posturas «, afirmó el gobernador.

Y agrega más adelante: «No existen dudas que el objeto de la legislación propuesta es comenzar a revertir el estancamiento del modelo productivo del Chubut, comenzando a articular una política de inclusión social a partir de la correcta explotación de nuestros recursos naturales no renovables».

«Tan importante objetivo no puede ser impulsado apresuradamente, pero tampoco se puede dilatar indefinidamente sin asumir las responsabilidades que cada uno tiene en la mejora del futuro de todos».

«Por ello consideramos que es necesario avanzar en los consensos en tiempos prudentes, ofreciendo las seguridades que destierren las dudas muchas veces atendibles de los distintos sectores de las diferentes realidades geográficas de nuestra provincia», advirtió Buzzi.

El párrafo más elocuente dice: «Me permito sugerir que no se avance en el tratamiento hasta que este Poder Ejecutivo pueda hacer llegar a esa Legislatura, lo producido en todo este tiempo de trabajo con los sectores institucionales y comunitarios. A partir de allí podremos integrar todas las propuestas para que sean analizadas por los legisladores y lograr una herramienta indispensable, que regule el futuro crecimiento de la provincia, con seguridad ambiental y con los consensos mínimos sobre las reglas de juego claras y precisas normen las actividades básicas de explotación de nuestro subsuelo», concluyó el gobernador en su nota al vicegobernador César Gustavo Mac Karthy, titular de la Legislatura.

El presidente del bloque de diputados del PJ Modelo Chubut, Jerónimo García, opinó que «lo que habría que explicarle al gobernador es que existe una Constitución la que establece claramente quien puede retirar un proyecto. O sea si no quiere su tratamiento debe retirarlo, y lo debe hacer quien lo mandó, en este caso el Poder Ejecutivo».

«Dice que está recabando datos y después se enviarán –explicó-. Esto es otro poder, no puede estar dando órdenes a los diputados. Está en todo su derecho a retirarlo, sí así la Cámara lo aprueba pero la verdad no se entiende porqué hoy por hoy es un tema que se tiene que tratar en la Legislatura».

El legislador recordó que el mandatario «participa de la sanción de las leyes de dos maneras: cuando envía un proyecto y después con la promulgación y publicidad de las leyes. Nada más, no hay otra manera. Eso es lo que está establecido en la Constitución Provincial, cuerpo por el cual juramos, porque algunos no juramos sobre el vaso de agua sino justamente por la Constitución».

Su par de bloque, Mirtha Romero, reiteró su posicionamiento ante la nota de Buzzi y enfatizó su rechazo absoluto al proyecto del gobierno provincial. Interpretó que la nota del gobernador es «un tanto contradictoria, porque dice que no se avance en el tratamiento del proyecto y a la vez que no se dilate el mismo».

«En lo particular yo ya asumí las responsabilidades respecto de este proyecto, estoy en contra y voy a seguir estando en contra de la megaminería». En ese contexto, Romero destacó la decisión que en su caso ya está tomada y refiriéndose a la solicitud del gobernador Buzzi indicó que «es por lo menos poco clara y contradictoria».

«Es inentendible que ahora, después de haber enviado el proyecto hace meses a la Legislatura sea el propio gobernador el que solicite que no se avance en el tratamiento, porque se supone que lo envió porque quería que se dé tratamiento legislativo».