Este viernes 23 de febrero por la mañana, los vecinos de Gualjaina salieron a las calles para manifestar su rechazo a la minería y «que el agua y la energía sean para el pueblo y la producción». Los pobladores y miembros de comunidades originarias, marcharon desde la Escuela N°74 hasta la puerta del municipio con banderas mapuches y argentinas, carteles y pancartas. El intendente Marcelo Limarieri, que participó de la «cumbre» a favor de la minería en Telsen, a media mañana decretó asueto del personal y cerró la Municipalidad temiendo desmanes durante la pacífica movilización de los vecinos donde adultos, jóvenes y niños mostraron su determinación ante las pretensiones de habilitar la actividad en Chubut. Ver fotos y video.

Por Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Esquel por el NO A LA MINA

La marcha hizo una parada frente a la municipalidad, que fue cerrada unos momentos antes por el intendente Limarieri argumentando posibles desmanes. Allí varios vecinos tomaron la palabra para señalar la ausencia del funcionario y marcarle «al intendente y a los concejales y a los todos los que haya que dejarles en claro que la minería no es satisfactoria para nadie y que Gualjaina siempre se dedicó a la producción y va a seguir así».

Luego, se dirigieron hasta el cercano puente sobre el río Lepá para manifestar su voluntad de preservar sus aguas para el consumo humano y las actividades productivas.

Gualjaina se encuentra a unos 90 km al este de Esquel y tiene actualmente unos 1.200 habitantes. En octubre de 2004, los vecinos de Gualjaina echaron en menos de 48 horas a una minera que se había instalado en el lecho del río Lepá para explotar oro aluvional.