acevedo01Desde Proyecto Sur responden a los intendentes de Paso de Indios y de Gastre. Como es de público conocimiento, algunos intendentes de la Meseta se han manifestado a favor del proyecto de Marco Regulatorio enviado por el gobierno a la Legislatura, aduciendo que la actividad minera es la única solución para una zona alejada de los grandes núcleos urbanos, y golpeada por la sequía.

Sin embargo, hay voces que cuestionan esta actitud, a la que tildan de «resignada» y «entreguista». Una de ellas es la de Andrés Acevedo, dirigente de Proyecto Sur, quien expresó que «la actitud de intendentes como Mario Pichiñán (Paso de Indios) y Rolando Rocco (Gastre), es vergonzosa».

«Son cómplices de un plan de abandono y precarización promovido desde el gobierno, para empujar a la gente hacia la aceptación de la minería contaminante. Es falso que esa sea la única alternativa», manifestó.

«La megaminería a cielo abierto requiere más agua que la que estas poblaciones necesitan para subsistir. Eso quiere decir que, si hay aguas para las empresas mineras, también hay para la población. Esto no es una presunción, es una certeza. Así lo reconoció Nelson Williams, titular del Instituto Provincial del Agua (IPA), quien afirmó hace poco que, a partir de los estudios hechos en la Cuenca del Arroyo Sacanana y en la Cuenca del Gastre, se puede inferir que hay un enorme caudal acuífero en la zona. Pero el gobierno está pensando en entregar toda esa agua a las empresas mineras, no a los pobladores que quieren vivir de la actividad rural y del turismo», indicó.

Hacia un modelo inclusivo y sustentable

Para Acevedo, «es evidente que el Estado está ausente en la Meseta, no ha pensado un proyecto de desarrollo inclusivo y sustentable. Algunas de estas poblaciones deberían ser parte de un corredor turístico formidable que vaya de la costa a la cordillera, pero nada de esto ha sido impulsado. En esa zona también se podrían habler planteado emprendimientos de energías limpias, como la solar y la eólica. El desarrollo cultural de la sociedad podría ser promovido con sedes de la Universidad Provincial, que hasta ahora solo ha demostrado ser un capricho de Das Neves mantenido por Buzzi. Así podría cumplir una verdadera función social».

«Teniendo en cuenta la cantidad de agua que hay bajo el suelo, se podría apostar en serio a la agricultura, a la ganadería, a la vitivinicultura, a la piscicultura. Lo que está haciendo el gobierno es perverso, porque está jugando con el presente y el futuro de estas familias, tratándolas como si fueran marionetas, empobreciéndolas y mintiendoles», subrayó.

«Es responsabilidad del Estado tratar de encontrar el mejor modelo de desarrollo para toda la población y, si el gobierno no tiene ideas y solo se le ocurre pensar en minería y petróleo, que convoquen a instituciones de la sociedad civil y van a ver cuántos proyectos serios y viables se generan», concluyó.