Con más declaraciones favorables a la explotación minera en Chubut, el gobernador Das Neves habló de los proyectos mineros como alternativa para solucionar la situación de «desastre» que padece la región de la meseta por la extensa sequía y la presencia de ceniza volcánica del Puyehue. Señaló que esos proyectos «están dando vuelta hace tiempo» y consideró que todos los sectores deben opinar. Además mencionó las cuestiones económicas para no entregar la riqueza «a cambio de nada».

 

Fuentes: diarios El Patagónico y El Chubut

29/09/2011. Durante su visita a Comodoro Rivadavia, el gobernador Mario Das Neves se refirió ayer a la reunión de gabinete celebrada el martes en la zona de la meseta central de Chubut y dijo que misma fue organizada para evaluar la situación de «desastre» que atraviesa esa región debido al impacto de la ceniza volcánica.

En ese contexto, habló de los proyectos mineros como alternativa para solucionar la situación de «desastre» que padece la región de la meseta por la extensa sequía y la presencia de ceniza volcánica del Puyehue.

El gobernador se mostró a favor de la explotación al mencionar que habrá que efectuar discusiones económicas «lejos de lo vergonzoso de Santa Cruz, San Juan o Catamarca, que entregan (su riqueza minera a las empresas que explotan el recurso) a cambio de nada».

«Debería haber una reacción para ver de qué manera buscar alternativas en un área muy extensa», añadió intentando diluir su responsabilidad tras ocho años como gobernador para llevar adelante una genuina puesta en marcha de producción perdurable en la amplia y hermosa región central de Chubut.

Argumentó que las determinaciones prioritarias deben ser relativas al control de la contaminación y mencionó que con esa finalidad la provincia cuenta con el Ministerio de Ambiente.

Consideró entonces que se trata de un «muy buen debate» para la Legislatura, dado que allí se expresan todas las expresiones políticas y se trata de un recinto que puede escuchar a los jefes comunales y pobladores.

«Hay que escuchar», reforzó el gobernador al añadir que nunca vio a los pobladores tan resignados como en la actualidad, porque además del golpe de las cenizas, sienten que no han sido tenidos en cuenta.

Agregó que dado que la meseta central es muy extensa, debería haber alguna reacción en busca de alternativas para una región donde el sector agropecuario viene perdiendo margen hace mucho tiempo a raíz de la desertificación, la sequía y las cenizas.

«Lo que digo es con claridad que todos los sectores deben opinar. Yo no voy a ceder un recurso natural si no está claro que no contamina».

En una nota concedida a Radio del Mar en su visita a Comodoro Rivadavia, explicó que «hay que determinar la contaminación; para eso tenemos el Ministerio de Medio Ambiente y es un muy buen tema para plantear en el Parlamento, incluso porque ahí se expresan las diferentes posturas políticas», dijo.