El Foro Ambiental y Social de la Patagonia (FASP), sede Puerto Madryn viene realizando una seria de actos en protesta por la explotación minera en nuestra región. Esta vez se presentó musical SKIAFFO.

Este foro nació el 11 de julio, cuando alrededor de 30 personas entre gremialistas, comunidades originarias, artesanos, religiosos, docentes y universitarios se autoconvocaron en la Junta Vecinal El Porvenir.

Desde entonces, viene realizando reuniones porque entiende que el ambiente social y el ambiente natural de la región tienen demasiados aspectos quedeben ser tratados y resueltos desde visiones más participativas, atendiendo a quienes expresan serias observaciones sobre decisiones en permisos,contratos, organización, seguridad pública, producción y presencia del Estado.

El sábado 5 de setiembre participó de una reunión organizada por vecinos de Gan Gan preocupados por el avance de las empresas mineras en sus campos. En la oportunidad se elaboró un documento que se entregará el jueves 17 al gobernador y representantes políticos.


En la noche del sábado 12/09/2009, con la presentación del grupo musical Skiaffo, en la Plaza San Martin de nuestra ciudad realizó otro acto, para seguirtransmitiendo la concientización de la ciudadanos en torno a este tema.
Algunos de los principales cuestionamientos a la megaminería a cielo abierto: utiliza cianuro u otras sustancias tóxicas para separar el metal de la piedra causa daños ambientales irreversibles como movilizar metales pesados (arsénico, plomo, mercurio) con el riesgo cierto de contaminar acuíferos subterráneos que es la fuente del agua potable que bebemos todos los días y utilizamos para cocinar en nuestras casas consume cantidades industriales de agua en zonas donde escasea este recurso vital. Sin agua no podemos vivir provoca daños irreversibles en la salud, aumento de los niveles de plomo en sangre que generalmente derivan en cáncer, enfermedades respiratorias, alergias, etc fue prohibida por ley, gracias a la presión de las poblaciones concientes que se opusieron.

Todas estas consecuencias es el precio que deberíamos pagar por un supuesto desarrollo local y aumento de las fuentes de trabajo, cuando la experienciainternacional y nacional demuestra que no es cierto. ¿Vale la pena condenar nuestro futuro para que una empresa haga negocio?

El marcado acercamiento entre el gobierno provincial y las empresas mineras de las últimas semanas, dejó de lado la opinión de las comunidades. Y sus principales consecuencias fueron: modificar la ley que prohíbe la explotación minera, y establecer que «un conjunto de técnicos y profesionales independientes definirán los lugares donde se pueda explotar la minería. Pero se sabe que estos «técnicos» no serán independientes y que una gran parte de nuestra provincia será definida como «áreas de sacrificio» donde el agua, la tierra y el aire se puedan contaminar.