El gobierno provincial envió un proyecto de ley que busca suspender por tres años la actividad minera en la zona cordillerana y se establece que en ese plazo se realizará un mapa de ordenamiento minero-ambiental que dejará sin efecto la prohibición.

Ver también: 

Por Orlando Isdatiú publicado en Prensa 3m
A contramano de lo que reiteradas veces ha manifestado el gobierno chubutense sobre que la minería no estaba en su agenda y luego de 20 días de haber presentado y retirado rápidamente un proyecto similar, se produce el ingreso del proyecto N°131/14 que marca una suspensión por 36 meses para realizar minería en la zona comprendida entre los 42° y 44° 30′ y desde el meridiano 70° hasta el límite con Chile y la zona comprendida entre los paralelos 44° 30′ y 46° y el meridiano 69° .

Dentro de la suspensión se incluyen las localidades de Lago Puelo, El Hoyo, El Maitén, Cholila, Gualjaina, Cushamen, Esquel, Trevelin, Tecka, Corcovado, José de San Martin, Gobernador Costa, Rio Pico, Alto Rio Senguer, Rio Mayo entre otras localidades.

En los fundamentos del proyecto de ley se menciona que «las coordenadas geográficas planteadas para la zona de suspensión, se tomaron de las leyes XVII N°84 y N°90, y su fundamento está dado por la estrecha relación con las cuencas hidrográficas cordilleranas».

El proyecto de ley que ahora presenta el Poder Ejecutivo provincial es casi una copia textual de las leyes XVII N°84 y N°90 con la excepción de la inclusión del artículo 3° que establece que una vez aprobado el mapa de ordenamiento minero- ambiental se dejará sin efecto la suspensión.

De esta forma el gobierno de Martin Buzzi emula lo realizado por el ex gobernador Mario Das Neves y tira la pelota para adelante dando un nuevo plazo de tres años para cumplimentar lo normado en la ley 5001 y elaborar la zonificación minera.