Frente a las reuniones que se encuentran llevando a cabo los diputados provinciales con el sector empresario minero en torno al proyecto de ley por la Iniciativa Popular contra la Megaminería que presentó la Asamblea Ciudadana de Chubut; Corina Milán, vecina autoconvocada por el No a la Mina en Esquel, informó en diálogo con Páginas del Sur que el próximo 16 de Agosto se realizará una asamblea provincial en la Escuela 7.722 de Esquel para fijar una postura colectiva. Además remarcó que «hace doce años que hay un debate social en las calles de Chubut y por empezar en Esquel, que fue el lugar donde originalmente surgió el debate que después se ha extendido a toda la provincia».

Fuente: Páginas del Sur

En el marco del análisis del proyecto de ley por la Iniciativa Popular contra la Megaminería en la provincia, miembros de la Legislatura Provincial se reunieron con el sector empresario minero con el fin de «escuchar todas las veces». En este sentido, el diputado provincial José Luis Lizurume (UCR) aseguró que «lo importante es que se instale un debate democrático» en torno a la actividad minera en Chubut.

Al respecto, Corina Milán, vecina autoconvocada por el No a la Mina en Esquel, sostuvo en diálogo con Páginas del Sur que «si vamos a hablar de debate, éste no se hace en un teatro y trasciende ampliamente el ámbito de la Legislatura».

Asimismo remarcó que «hace doce años que hay un debate social en las calles de Chubut y por empezar en Esquel, que fue el lugar donde originalmente surgió el debate que después se ha extendido a toda la provincia. Si los legisladores y los empresarios a fines a la actividad minera se lo perdieron, ellos tendrán que dar cuenta de por qué fue así. Pero el debate no es que va a darse o va a empezar, porque hace doce años que se da el debate como un proceso social y este empezó en Esquel».

En tanto expresó que «debemos aclarar bien los tantos de qué es el debate, porque éste está en marcha hace mucho tiempo y lo da la población, el pueblo que defiende su lugar, su medio ambiente y los derechos ciudadanos».
Seguidamente planteó que «el término antiminero le gusta mucho a la prensa que vive de la pauta oficial y que también recibe dinero de las empresas mineras, pero nosotros no somos antimineros, somos ciudadanos de la provincia del Chubut que nos oponemos a una actividad que atenta contra nuestro medio ambiente, la salud y el enorme potencial que tiene esta provincia para desarrollar actividades productivas y sustentables».

Falsas promesas

Milan también expuso que «tenemos que recordar que la megaminería es una actividad extractivista, no es una actividad productiva, así que cuando tratan de extorsionar y confundir a la gente con el tema de que vienen a dar trabajo y oportunidades, sabemos que son promesas falsas».

En este sentido señaló que «ellos no dicen que es un trabajo muy precario y por muy poco tiempo, como tampoco hablan de la destrucción que va a generar esta actividad, que tiene un plazo y es finita. Y cuando se vayan no se va a poder hacer nada más en este territorio y nosotros nos vamos a quedar con la contaminación y los problemas».
Además aclaró que «no pueden equiparar de ninguna manera la argumentación que hacemos los vecinos y las vecinas que nos organizamos en ámbitos asamblearios y en foros, con estos grupos que se reúnen en la Legislatura. No nos pueden poner a la par, y yo personalmente tengo mi postura tomada pero voy a ser cautelosa porque así nos manejamos los vecinos, así que vamos a debatir en asamblea si vamos a ir o no a esos debates teatreros que quieren armar».

En tanto remarcó que «el debate lo venimos dando hace doce años en la calle pero los legisladores defienden un interés lucrativo que mueve muchísimo dinero y que beneficia a las empresas de las cuales ellos son empleados y representantes. Nosotros no defendemos ningún interés lucrativo, sino nuestra salud y el futuro de nuestros hijos y el de nosotros mismos».

Explicó que «el tema del ambiente es una parte de nuestra lucha, como también lo son la democracia y los derechos que tenemos como ciudadanos para elegir qué provincia queremos. Pero esta clase política tiene otras prioridades que no son las del pueblo. Nosotros miramos a futuro y no especulamos con intereses personales, partidarios o económicos. Defendemos el lugar que vivimos, amamos y sabemos que tiene potencial, para desarrollar otro tipo de actividades, entonces si este tipo de actividades extractivas y depredadoras se instalan, se anula toda posibilidad de desarrollar otro tipo de actividad».

¿Qué provincia queremos?

La vecina autoconvocada por el No a la Mina en Esquel sostuvo que «el debate de la megaminería se vincula fuertemente sobre qué tipo de provincia queremos. Hay prioridades e intereses que se deben privilegiar por encima de toda cuestión económica y Esquel sabe mejor que nadie que en los momentos de crisis económica es cuando aparecen los buitres».

Aseguró que «este es el momento propicio para que ellos traten de proponerle ésta alternativa, como si fuera la única, a las poblaciones que están afectadas por las crisis económica, aunque nosotros sabemos perfectamente que no es así».

Sin embargo reconoció que «por supuesto que es muy difícil para la persona que está gravemente afectada por la necesidad de trabajo contra argumentar estas ofertas, que son los famosos espejitos de colores. Pero no podemos dejar de ser respetuosos de esa situación y darle la información completa a quienes se pueden llegar a ilusionar con la oportunidad que parece traer la megaminería o la fractura hidráulica en el caso del petróleo no convencional».

En este sentido expuso que «este tipo de actividades son efímeras y solo alcanza con ver aquellos lugares en los que estos tipos de actividades se vienen desarrollando hace muchos años y que están sumidos en la pobreza, con un nivel de contaminación y enfermedades que afectan masivamente a la población y obviamente se quedan sin agua».

De esta manera citó como ejemplo a Perú y Bolivia, como también Catamarca, Santa Cruz o San Juan que se encuentra en emergencia hídrica. En este marco preguntó: «¿Qué pasaría con Santa Cruz y Sana Juan si el Estado nacional dejara de ayudarlos económicamente?», al tiempo que respondió que «allí no han generado riqueza para la población de ninguna manera, y Santa Cruz tiene tanto o más empleados públicos que Chubut».

Reflexionó que «tenemos muchísimas problemáticas sociales y no lo digo porque se me ocurre sino por hablar con vecinos de las asambleas de Perito Moreno, Caleta Olivia y Andalgalá». Mientras que preguntó: «¿Por qué seríamos la excepción?»

«Lobby minero»

Milán expresó que este tipo de actividades, «sólo pueden instalarse desde el lugar de la mentira y la corrupción. Lamentablemente los funcionarios y legisladores que repiten con fervor los slogans de estas empresas nos habilitan la duda y nos permiten ver el tenor que tiene el lobby minero. En contra de eso estamos los pobladores que vivimos con sueldos con los que se llega a fin de mes con suerte y que somos docentes, empleados públicos, comerciantes, changueros, artesanos, periodistas; gente común del pueblo que vive acá y que ha echado raíces».

Agregó que «nosotros trabajamos con amor por esta comunidad y ese es el único móvil que nos mueve a hacer esto. No nos mueve el interés millonario como a estos personajes que están hablando lamentablemente con tanta prensa en los medios provinciales».

Además sostuvo que «pese a todas las trampas que los mismos legisladores han tratado de ponerle a nuestra iniciativa legislativa, podemos decir con orgullo que la misma está dentro de la Legislatura y nosotros estamos obligándolos a que hablen de megaminería en un momento en que nuestros gobernantes no lo querían poner en agenda porque no quieren pagar el costo político de mostrar su verdadera postura, que siempre es muy cercana a la de los emprendimientos mineros».

En este sentido señaló que «nosotros instalamos el tema en la legislatura con nuestra Iniciativa Popular. Ahora de aquí a fin de año tendrán que expedirse los legisladores, quienes nos prometieron que nos iban a dar la oportunidad de argumentar nuestro proyecto de ley, llevar información y desarrollar los considerandos».

Asamblea provincial en Esquel

La vecina por el No a la Mina informó que el próximo 16 de Agosto se va a realizar una asamblea provincial en la Escuela 7722 «23 de Marzo» de Esquel, ubicada en Molinari y Sáenz Peña.

Por último, Milán aseguró que «a raíz de la movilización de las cámaras mineras y el lobby minero que trabaja con algunos funcionarios, nosotros tenemos que fijar una postura colectivamente y respetuosamente de la diversidad de opiniones que existe en las asambleas. Para esto nos vamos a convocar en una asamblea en Esquel con representantes de toda la provincia en las próximas semanas».