En el Centro de Participación Comunitaria de la Municipalidad de Andalgalá pude ver cómo la gente, hacía cola para convertirse en ESCLAVOS. Me pregunté primeramente ¿en qué siglo estamos viviendo? Por que eran colas de personas las cuales suponía yo que era para obtener la LIBERTAD, al interiorizarme de lo que ocurría, mi corazón no paraba de llorar. Era que las personas amontonadas, se encontraban pidiendo en forma masiva un plan, no un plan para alcanzar la libertad, la plenitud, la felicidad, ni sino un plan para esclavizarse ante este sistema que cada vez arenga mas y mas esclavos.

Por Sergio Martínez

Hoy (26 de Noviembre de 2.009) encontrándome en el CPC (Centro de Participación Comunitaria de la Municipalidad de Andalgalá) pude ver cómo la gente (Seres Humanos), hacían cola para convertirse en ESCLAVOS. Me pregunté primeramente ¿en qué siglo estamos viviendo? Por que eran colas de personas las cuales suponía yo que era para obtener la LIBERTAD, al interiorizarme de lo que ocurría, mi corazón no paraba de llorar. Era que las personas amontonadas, se encontraban pidiendo en forma masiva un plan, no un plan para alcanzar la libertad, la plenitud, la felicidad, ni sino un plan para esclavizarse ante este sistema que cada vez arenga mas y mas esclavos, buscaban un «Plan, Familia», un «Plan Trabajar», una «Pensión Asistencial», una «Asignación Universal por hijo», etc. etc.

Andalgalá, capital de la ESCLAVITUD, se puede percibir en el aire, el dolor, la tristeza de la población, rostros que expresaban el sufrimiento, rostros que piden auxilio, pero la única «salvación» actual es la de inscribirse para ser ESCLAVOS, esclavos de éste sistema, que con los dineros de la Nación, de la Provincia, de las Mineras, etc. no generan puestos de trabajo para que el ser humano pueda desarrollarse dignamente como persona, por el contrario se diseñan estrategias para ahondar la ESCLAVITUD. Esta situación es producto de la corrupción de quienes nos estan gobernando en este país, porque no puede entrar en la lógica de una mente sana, que con la producción de 190.00 toneladas de cobre, 18.000 toneladas de oro por año entre otros minerales (Alumbrera), en la provincia de Catamarca, en mi pueblo, Andalgalá, la gente se inscriba para ser esclavos.

Esta es una de las peores Dictaduras que se está viviendo en la Argentina, actualmente a este sistema no le hace falta una arma de fuego para matar al que piensa diferente, sino que hoy se mata con el hambre colectivo.

Pocos pueden percibir la amargura hecha realidad en los rostros de mis hermanos, el sufrimiento hecho carne en frente de los escritorio de los funcionarios, sino solo aquel que por obra de una mente clara y la sensibilidad hecha piel, puede darse cuenta de lo que verdaderamente ocurre.

Adormecieron a mi pueblo. Sufro, lucho, pero se que estamos en los finales de los tiempos. La LIBERTAD ES UN DERECHO NATURAL DEL SER HUMANO, por ello seguiremos encaminándonos hacia la verdadera victoria de los pueblos.

El país entero comenzó el camino de la verdad de la mano de los docentes, de los profesores universitarios que comenzaron a rechazar los fondos que fabrican pobres y esclavos (Alumbrera-YMAD y otras mas), gracias hermanos argentinos que tomaron conciencia de lo que está sucediendo, gracias a todas las Facultades que están dando vuelta esta página nefasta de la Argentina. La Verdad nos pertenece como así también la Libertad, los pueblos serán libres cuando la unidad y cohesión sea indisoluble.

Hermanos, debemos luchar con la alegría de que la victoria ya es nuestra.

Al gran pueblo Argentino Salud, por que como decía nuestro General San Martín, «CUANDO LA PATRIA ESTÁ EN PELIGRO TODO VALE, EXCEPTO NO DEFENDERLA» y continuando el maestro Gandhi «NADIE ESTÁ OBLIGADO A COOPERAR EN SU PROPIA PERDIDA O EN SU PROPIA ESCLAVITUD, LA DESOBEDIENCIA CIVIL ES UN DERECHO IMPRESCRIPTIBLE DE TODO CIUDADANO».

Sergio Martínez
Andalgalá – Catamarca
(03835) 422154
(03835) 1552-8071

Sergiomartinez103@hotmail.com
benditatierramia@gmail.com