Otras 5.000 toneladas de rieles están siendo desembarcadas en Puerto Galván para luego ser enviadas a Neuquén, con destino al ferrocarril que transportará el cloruro de potasio desde el sur de Mendoza hasta el Puerto de Ing. White para su total exportación a Brasil como fertilizante de cultivos transgénicos. En la actualidad la empresa Skanska se encuentra realizando un tramo de la ferrovía.

 

Fuente: diario La Nueva Provincia

Una nueva carga de rieles destinados a la red férrea que empleará la minera Vale para trasladar el cloruro de potasio desde Malargüe, en el sur de Mendoza, hasta nuestra ciudad, llegó ayer a Puerto Galván.

El material vino procedente de Europa a bordo del buque «Katharina», con bandera de Barbuda, y posteriormente será trasladado en tren hacia Neuquén para la ejecución de nuevos ramales.

En la segunda mitad de mes se producirá el arribo de otra embarcación que traerá las primeras locomotoras y vagones con destino al tren minero.

Si bien ya se definió que los extensos convoyes de hasta 80 vagones cargados con cloruro de potasio circularán por las vías más alejadas del centro –las que cruzan la avenida Colón a la altura de la Lanera San Blas– aún se trabaja con la comuna para definir la cantidad de puentes a construir para generar los menores inconvenientes posibles al tránsito vehicular.

En primer momento se pensó en emplear la vía Bahía Blanca Noroeste, que pasa por debajo del puente Colón, pero a solicitud de la comuna se optó por la ya mencionada vía a Neuquén, tal como quedó plasmado en la audiencia pública realizada el martes 5 de julio de 2011, en el Palacio Municipal.

Días atrás la provincia de Río Negro, a través del Departamento Provincial de Aguas, otorgó el permiso administrativo de cruce de cauces aluvionales por la traza del futuro ferrocarril, el cual prevé la construcción de distintas estructuras para el cruce de 280 cuencas hídricas de distintas magnitudes, algunas de las cuales con valores superiores a los 190 m3 por segundo.

La obra ferroviaria de interconexión entre Malargüe y el puerto local, a través de la red de Ferrosur Roca, incluye la construcción de un empalme de 350 kilómetros a cargo de la minera.

De esos 350 kilómetros, 180 atraviesan la provincia de Río Negro, por lo que el contrato también plantea la recuperación de vías entre Chichinales y Zapala.

En la actualidad la empresa Skanska se encuentra realizando un tramo de la ferrovía. Las tareas incluyen trabajos de movimiento de suelos, colocación de la manta geotérmica y base de piedra.

Además, el proyecto ferroviario incluye la recuperación de 440 kilómetros de vías existentes, la construcción de un nuevo ramal de ferrocarril de 350 kilómetros y una terminal marítima en Ingeniero White.

La traza del tendido ferroviario para transportar el fertilizante atravesará, desde el sur de Mendoza, las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires.

En Bahía Blanca se montará un taller para la realización de reparaciones menores de locomotoras y vagones.

También está prevista la construcción de un taller de mantenimiento de máquinas de vía en Darwin y ocho puntos de apoyo (tres de ellos ubicados en el nuevo tramo ferroviario a construirse entre las provincias de Neuquén y Río Negro, y otros cinco en la traza existente) distribuidos aproximadamente cada 100 kilómetros.

La terminal portuaria contendrá un acceso ferroviario de 4 kilómetros y la descarga del cloruro de potasio en la planta que se está construyendo en Ingeniero White demandará unas 11 horas.