El ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología bonaerense, Christian Breitenstein, confirmó ayer que la cartera a su cargo tiene en análisis el proyecto de explotación carbonífero en un sector que ocupa miles de hectáreas de Tandil y la región, y que preocupa a amplios sectores sociales de los distritos del centro y sur de la provincia por su posible impacto ambiental.
Fuente: Nueva Era
La información fue ratificada a la Agencia DIB, por el diputado provincial del FAP, Ricardo Vago y por su asesor Ignacio Zabaleta, quienes ayer se reunieron con el funcionario tras solicitarle una audiencia hace dos semanas. Según aseguró Vago, y tal como había anticipado este diario, Breitenstein informó, ahora de manera oficial, «la existencia de un proyecto que pretenden llevar adelante las firmas Delmo Group S.A., Claromecó Energy S.A. y Delmo PTI S.A. sobre 600 mil hectáreas correspondientes a la región de Laprida (donde en 2010 se anunció el descubrimiento de un yacimiento carbonífero) y otros 14 distritos que forman parte de la denominada Cuenca de Claromecó y que incluyen a Tandil, Tres Arroyos, San Cayetano, General La Madrid, Coronel Suárez, Bahía Blanca, Coronel Rosales y Tornquist».

De la información oficial se desprende que las firmas solicitaron un pedido de prospección y cateo -es decir, de delimitación geográfica de la zona a explotar- que ya había sido adelantado por este medio, pero -según afirmó Vago- Breitenstein explicó que «antes de avanzar, el Ministerio les solicitó a las empresas que informen si tienen vinculación entre ellas, ya que el Código de Minería nacional impide que a una misma razón social se le otorgue jurisdicción sobre más de 200 mil hectáreas».

En caso de que prospere el proyecto, se avanzaría con la etapa de cateo y luego seguirían las de asignación de exploración y explotación. Según Vago, el funcionario de Daniel Scioli detalló que «una opción que se baraja es la eventual creación de un acueducto para transportar el gas extraído al Polo Petroquímico de Bahía Blanca».

Pedido de tratamiento público

A partir de la confirmación oficial, el diputado socialista adelantó que la próxima semana presentará en la Legislatura, un Proyecto de Declaración donde solicitará que se realicen audiencias públicas en los distritos que podrían verse afectados antes de avanzar en el proyecto carbonífero.

“Vamos a pedir que antes de cualquier concesión de cateo se consulte a la población para que se explique y debata el método de explotación que pretenden usar estas empresas”, sostuvo Vago. Todo indica que la tecnología de gasificación subterránea de carbón “Keyseam UCG” que promocionan las empresas (con perforación del suelo mediante inyección de aire y productos químicos) encuentra antecedentes ambientales negativos en Australia, señaló el diputado.

“Este método libera metano que puede afectar las napas y los acuíferos de los que depende la provincia y que no son infinitos”, agregó.

En la misma línea, Zabaleta señaló que “no se puede seguir avanzando en esto sin tener la licencia social. No somos fanáticos, queremos dar el debate pero pedimos racionalidad y que no se hagan las cosas a escondidas”, planteó.

Como se recordará, meses atrás -y ante la posibilidad de un proyecto similar a través del método del fracking- referentes d de los municipios de la Cuenca llevaron adelante una serie de gestiones para rechazar la iniciativa y pusieron en marcha un Foro que publicamente rechazó el proyecto.