El Principado de Asturias garantizó ayer la protección total de los Lagos de Salve, aunque de momento no se ha establecido el modelo concreto que velará por su mantenimiento. La minera canadiense Dagilev Capital ha adquirido recientemente la explotación, aunque el inconveniente es que el oro, unas cuarenta toneladas, se encuentra bajo los lagos que tiene protección por plan estatal. Esto junto a la fuerte oposición de todos los partidos políticos y de los vecinos de Tapia, hace que el proyecto de extracción de oro lleve suspendido desde 2005.

Fuente: La Voz de Galicia

Asturias, España -19/04/2010. El consejero de Medio Ambiente e Infraestructuras, Francisco González Buendía, aseguró ayer en la Junta General del Principado que estos lagos están suficientemente protegidos y que en estos momentos se está trabajando en una revisión del Plan de Ordenación de Recursos Naturales de Asturias para decidir la mejor figura de protección para el enclave. Buendía, además, destacó que todas las iniciativas presentadas para la explotación del oro han sido abortadas, incluso la última de crear una galería de exploración.

«El trámite de esa galería está suspendido. Las cosas se están haciendo bien para cumplir el objetivo de que no se desarrolle en ese lugar una actividad minera», ratificó el titular de Medio Ambiente del Principado.

La compañía canadiense Dagilev Capital ha adquirido recientemente la explotación por unos 20 millones de euros, aunque el inconveniente es que el oro, unas cuarenta toneladas, se encuentra bajo los lagos, un enclave natural que está protegido dentro del Plan Territorial Especial de Ordenación del Litoral de Asturias, el POLA. Esa circunstancia, unida a la fuerte oposición de todos los partidos políticos y de los vecinos de Tapia, ha provocado que el proyecto de extracción de oro lleve suspendido desde 2005. En aquel momento, el gobierno regional denegó un permiso para explotar la mina a cielo abierto, lo que inició un lento y complejo proceso judicial que aún continúa a día de hoy.
Monumento natural

El Ayuntamiento de Tapia y el PP llevan meses pidiendo que los lagos sean declarados monumento natural, algo que aún no se plantea el Principado. «Hemos acreditado la defensa de estos lagos al denegar cualquiera de las solicitudes orientadas a la explotación del oro, pero el Ayuntamiento podría haber sido más tajante al tener armas como el Plan General y no pasar la pelota al gobierno Regional para declarar los lagos Monumento Natural», aseguró el consejero de Medio Ambiente asturiano.

El PP, por su parte, acusa al Principado de llevar desde 2008 sin trabaja en la protección de los lagos de Silva. «Nuestro objetivo es que sea Monumento Natural porque es la forma más rápida de proteger los lagos, queremos que esa declaración desanime a la empresa. Si eso no ocurre, será la ruina de Tapia», dijo ayer en la Junta el diputado popular Alfonso Román.