La plataforma contraria a la mina de uranio de Retortillo, Stop Uranio, ha hecho público hoy un manifiesto en el que alerta de la destrucción de empleo en la zona por la puesta en marcha del proyecto minero. En el comunicado, la asociación ha alertado del elevado número de empleos que destruirá la que será la mayor mina de uranio a cielo abierto en Europa, en la que ya trabaja Berkeley Minera.

Fuente: EFE

«Hay 65 personas trabajando en el Balneario de Retortillo y que ven peligrar su puesto de trabajo, ya que la actividad minera es incompatible con los valores de esta instalación que lleva más de 100 años creando empleo directo e indirecto alrededor del complejo hotelero, que además cuenta con el mayor número de camas en la provincia», han afirmado los representantes de esta plataforma.

En el texto la agrupación alerta además sobre los efectos en la ganadería y agricultura de la zona, al existir serios riesgos de que la contaminación con radiactividad excesiva haga que los productos cárnicos no superen los controles sanitarios pertinentes.

Por otra parte, el manifiesto elaborado por los defensores de la paralización del proyecto aclara que los futuros puestos de trabajo que generará Berkeley Minera España se basan en un argumento «falaz», ya que «de los 200 trabajadores con los que contará la mina solo el 10% serán personal no cualificado que puede proceder de los municipios cercanos», además de que la vida útil de la explotación será de sólo 10 años.

«Será una instalación con un impacto ambiental irreversible, ya que el río Yeltes y sus márgenes pertenecen a Red Natura 2000, además la repercusión en la salud de la zona no ha sido evaluada en la Declaración de Impacto Ambiental aprobada por la Junta de Castilla y León», han puntualizado en el mismo comunicado.

Por último, el escrito hace referencia a la clausura de minas de este tipo en Europa, cerradas por su alta repercusión ambiental y escasa rentabilidad.