La explotación minera es una prioridad para Uruguay, el país cuenta con el recurso y es una actividad rentable, afirmó el asesor presidencial Pedro Buenomo, en declaraciones difundidas hoy en esta capital. Puntualizó el asesor que «la minería debe ser una política de Estado». Por su parte el ministro de Industria y Minería, Roberto Kreimerman, manifestó que el objetivo del gabinete es tratar el tema de la minería dentro de la estructura productiva del país, con planes para el futuro. Entre tanto crece el rechazo social a la megaminaría en Uruguay.

 

 

Fuente: Prensa Latina

05/08/2011. El asesor del presidente José Mujica emitió los criterios al término de una reunión con el ministro de Industria y Minería, Roberto Kreimerman, en la que analizaron las perspectivas de la explotación en el sector, a instancias del mandatario.

El Gobierno dispone de análisis técnicos todavía por discutir, a fin de llegar a los más amplios consensos, puntualizó el asesor, «porque la minería debe ser una política de Estado».

Buonomo explicó que aunque existen intereses privados, lo más importante es la definición que el país haga sobre la manera en que encarará la eventual relación con los privados, la explotación del recurso y las grandes líneas de utilización de los beneficios económicos que ello genere para que sirva al desarrollo.

Igualmente, expresó que el país aprovechará la oportunidad, que va a capitalizar y hacer más fuerte, en la medida en la cual tenga definiciones previas y vaya más allá de negociaciones bilaterales frente a propuestas del sector privado.

Incluso, las autoridades consideran importante que «la sociedad se involucre y discuta las líneas estratégicas en ese sentido».

Por su parte, Roberto Kreimerman, en declaraciones al diario La República, manifestó que el objetivo del gabinete es tratar el tema de la minería dentro de la estructura productiva del país, con planes para el futuro.

Uruguay cuenta con yacimientos de hierro, manganeso y oro, entre los minerales metálicos, así como reservas de piedra, arena y balasto, de amplio uso en el sector de la construcción.