Demetrio Wazard Gómez mantuvo en vilo desde ayer a las autoridades que permanecieron siguiendo sus movimientos en el arco de la Plaza de la Bandera en Santo Domingo, capital de la República Dominicana, como parte de una manifestación en contra de la minera canadiense Barrick Gold.

 

Fuente: La Opinión

Santo Domingo -Un médico dominicano mantuvo en vilo por alrededor de 20 horas a decenas de bomberos y agentes militares tras subir la tarde del viernes al arco de la Plaza de la Bandera, en esta capital, donde permaneció amarrado con cadenas y cuerdas en demanda de que el Gobierno anule el contrato con la minera canadiense Barrick Gold.

Demetrio Wazard Gómez, de unos 52 años de edad, había cobrado fama en junio de 2010, cuando hizo una huelga de hambre de más de 30 días en reclamo de varias reivindicaciones sociales, incluyendo una mayor atención del entonces gobierno de Leonel Fernández para los productores agrícolas.

En esta ocasión, Gómez tomó literalmente la Plaza de la Bandera, ubicada en la rotonda de las avenidas 27 de Febrero con Gregorio Luperón, un lugar bajo la vigilancia del Ministerio de las Fuerzas Armadas, cuya sede se encuentra al frente.

Las Fuerzas Armadas mantuvieron el lugar bajo vigilancia. El organismo construyó en el lugar el monumento con los restos «del soldado dominicano desconocido».

Wazard Gómez, médico de profesión, llegó al lugar alrededor de las 4:00 de la tarde del viernes, acompañado de dos personas que simularon estar enfermas y llamaron la atención del soldado que vigilaba la plazoleta. El profesional de la medicina aprovechó el momento para treparse al arco, ubicado a más de 30 metros de altura, y allí se ató con cadenas y cuerdas para evitar caer.

Miembros de la Defensa Civil y el Cuerpo de Bomberos trataron de persuadirlo de que bajara, algo a lo que el manifestante se rehúso. Esto obligó a los socorristas a pernoctar en la plaza con una ambulancia.

El médico dijo que permanecería más tiempo sobre el arco, pero bajó pasado el mediodía. «Yo bajé porque tenemos otras actividades de protestas organizadas», dijo a El Diario La Prensa. Sin embargo, rehúso ofrecer mayores detalles alegando que buscaría un refugio para comer y tomar agua porque se encontraba demasiado deshidratado.

Un militar, que pidió no ser identificado, explicó a El Diario La Prensa que el soldado que vigilaba el lugar se encuentra bajo arresto por descuidar su labor. También dijo que su compañero llegó a pensar en dispararle al hombre con su fusil cuando se dio cuenta de lo que estaba haciendo, pero luego recapacitó.

Mientras estuvo en el arco de la bandera, Wazard Gómez conversó vía telefónica con El Diario La Prensa, a través de uno de los dos aparatos celulares que llevaba consigo. Para entonces informó que extendería su permanencia en la estructura que sirve de asta a la bandera hasta que el país tome conciencia sobre los males ecológico que acarrea para las futuras generaciones la explotación de oro que lleva a cabo la Barrick Gold, en la mina de Pueblo Viejo, Cotuí (nordeste).

Algunas personas que se congregaron para curiosear o para apoyar al manifestante gritaban consignas contra el expresidente Fernández, como responsable de firmar el contrato con la minera que ahora el propio presidente Danilo Medina califica de «inaceptable».

La gestión de Medina busca una negociación con la minera sobre la base de que en las condiciones actuales de cada cien dólares de beneficios generados por la extracción de oro, el Estado dominicano sólo recibiría tres.

En 2010 Wazard Gómez, que vivió en Estados Unidos durante dos décadas, inició una protesta en San José de Ocoa, un poblado montañoso del suroeste, y luego se trasladó a esta capital, al populoso sector Villa Juana, donde atrajo la atención de los medios de comunicación. Luego salió para el Palacio Nacional en donde agentes policiales lo tomaron por la fuerza y lo llevaron al hospital Padre Billini.