Agencia exhorta a autoridades a instalar sistema permanente de monitoreo de esta fuente esencial de agua. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) advirtió a fines de mayo que el sistema de monitoreo de los glaciares del gobierno peruano podría ser extremadamente inoperante.

Fuente: Noticias Aliadas

14/06/2012.»Hemos conversado con instituciones del gobierno peruano y no hay un sistema adecuado que nos pueda decir la tendencia actual del retroceso de los glaciares y sus consecuencias», afirmó Anil Mishra, especialista en sistemas hidrológicos de la UNESCO, durante un seminario realizado en Lima titulado «El impacto de los glaciares en los Andes: Red internacional multidisciplinaria para estrategias de adaptación».

Perú alberga la cadena más grande de glaciares tropicales del mundo, los cuales proporcionan agua a millones de personas. Alimentan los ríos en temporadas secas, lo cual es clave para las miles de comunidades indígenas campesinas que viven en las alturas.

En los últimos 35 años, el Perú ha perdido 22% de los glaciares por derretimiento, según un estudio del Banco Mundial del 2009.

«Es responsabilidad de la comunidad científica y de los gobiernos entender cuáles serán las consecuencias para las cuencas cuando no existan los glaciares», agregó Mishra.

«Los glaciares son indicadores claves y las manifestaciones singulares del calentamiento global», dijo la UNESCO, agregando que a largo plazo se prevé la desaparición de los glaciares «como una fuente adicional de agua, aunque muy lentamente».

La UNESCO precisó que el Programa Hidrológico Internacional y el Programa sobre el Hombre y la Biosfera se encuentran trabajando con los gobiernos andinos para establecer una red internacional de investigadores y decisores de políticas a fin de preservar los glaciares.

«Los glaciares juegan un papel importante en la regulación del agua dulce en las cuencas hidrográficas, lo que garantiza todo el año flujos de agua para la agricultura, agua potable, generación de energía y la estabilidad de los biomas de las montañas», señaló la UNESCO. «Los cambios introducidos por el retroceso de los glaciares tropicales constituyen un caso temprano de la necesidad de adaptación y por lo tanto un ejemplo del tipo y tamaño de los impactos económicos y sociales causados por el cambio climático».