Las cabeceras de las cuencas de los ríos Perejil, Chuyuhual y Caballo Moro, en el departamento de La Libertad, registran un alto grado de contaminación por metales producto de la minería que hacen de sus aguas no aptas para el consumo humano, según un estudio presentado.

La información, recogida por los campesinos de la zona, está plasmada en el libro «Vigilancia ciudadana de la calidad del agua. Una experiencia desde la sociedad civil en el departamento de La Libertad».

 

Según el estudio, las cuencas hidrográficas mencionadas registran metales pesados como manganeso, aluminio, hierro, níquel y cadmio en parámetros que oscilan entre 0.53 y 5.68 miligramos por litro.

La Organización Mundial de la Salud precisa que, en el caso de esos metales, los parámetros permisibles para el consumo humano deben fluctuar entre 0.20 y 0.50 miligramos por litro.

De acuerdo al monitoreo ejecutado entre 2005 y 2010, la presencia de los metales se incrementó significativamente en los últimos dos años. En consecuencia, las aguas de los ríos Perejil, Chuyuhual y Caballo Moro no son aptas para el consumo humano y, en algunos casos, tampoco para los animales ni el riego de cultivos. (LaRepublica.pe/Andina)