La Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros (DGAAM) del Ministerio de Energía y Minas (MEM) aprobó hoy el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto minero para explotar cobre y molibdeno, como minerales declarados Las Bambas pertenece a la empresa Xstrata Tintaya.

Fuente: Andina

07/03/2011. El jefe de la DGAAM, Felipe Ramírez, señaló que el proyecto de cobre y molibdeno se ubica en la provincia de Cotabambas, distrito de Chalhuahuacho, y tiene una capacidad de extracción promedio de 324 mil toneladas por año de cobre durante 18 años.

Precisó que Xstrata Tintaya considera extraer progresivamente los minerales desde los tajos Ferrobamba, Chalcobamba y Sulfobamba, implementar dos reservorios de agua para uso minero y no comprometer la cantidad y calidad del agua en el Río Chalhuahuacho.

«Asimismo considera transportar el concentrado de cobre y molibdeno mediante un mineroducto, de 206 kilómetros de longitud, desde la planta concentradora del proyecto hasta el Área Tintaya ubicado en Cusco, para finalmente transportar el mineral en tren y camiones hasta el puerto de Matarani (Arequipa)», indicó.

Mencionó que, a través de lo señalado en el EIA, el titular minero propone no emitir efluentes líquidos a la microcuenca de Ferrobamba puesto que recirculará el 100 por ciento de las aguas de contacto, las cuales serán utilizadas en las operaciones mineras.

Además implementará planes y programas de compensación ambiental en microcuencas aledañas a la de Ferrobamba.

El área de influencia social del proyecto involucra a 18 comunidades campesinas, cerca y/o aguas debajo del área de la mina: Huancuire, Pamputa, Cconccacca, Carmen Alto de Challhuahuacho, Manuel Seoane Corrales, Quehuira, Chuicuini, Chicñahui, Choquecca, Pumamarca, Huanacopampa, Ccasa, Allahua, Ccahuarpirhua, Chumille, Huayulloc, Arcospampa Congota y Sasahuilca.

Mientras que a lo largo del mineroducto se involucra a 20 comunidades: Ahuichanta-Huisuray, Anansaya Ccollana, Ccayao, Ccocha, Ccollana, Charamuray, Chilla, Choaquere, Huaccoto, Huacoto Paycama, Huarca, Huaylla Huaylla, Lacaya, Sepillata, Tacrara, Tincurca, Tuntuma, Urisanya y Urubamba.

Respecto a las principales medidas sociales, la comunidad de Fuerabamba con 70 familias, será reasentada en viviendas nuevas con los servicios de energía eléctrica, agua potable y desagüe, mejorando con ello su calidad de vida.

En total, dicha comunidad duplicará su área de terrenos, señaló el MEM.

El proyecto cuenta además con el Fondo Social Las Bambas (Fosbam) el cual asciende a 63.5 millones de dólares para obras sociales en el área de influencia del proyecto, de los cuales más del 60 por ciento se encuentra comprometido en proyectos de inversión social.

Xstrata estima que durante la construcción del proyecto se ha de contar con aproximadamente 3800 empleados con un pico máximo de 6,500 empleados involucrados.

Durante la operación del proyecto se contará con alrededor de 1,350 empleados de los cuales el 35% provendrá del área de influencia social del proyecto.