El pasado jueves 26 de febrero por la tarde, la minera Inversiones Gran Canaria se retiró de los territorios de las localidades de Chalana y Vista Alegre (Paras, región de Ayacucho), donde venía realizando –supuestamente- trabajos de cateo, desde las primeras semanas del mes de enero. La población junto a las autoridades se oponen a la actividad y acordaron que no se permitirá la presencia de la actividad minera en los territorios de la comunidad.

 

Fuente: Noticias SER
Asimismo, algunos lugareños manifestaron que Sander Gonzáles de Armas, representante de la empresa minera, habría indicado que la compañía retornará al cabo de uno o dos meses, para continuar con los trabajos.

El presidente de la comunidad de Paras, Orestes Jayo, informó que el jueves por la tarde, los representes de la mina embarcaron en un camión, todas las herramientas utilizadas en los trabajos que realizaron por poco menos de dos meses. Asimismo, cargaron en costales, un total de cuatro toneladas de minerales que fueron extraídos de los territorios de Chalana y Vista Alegre.

«Cuando ellos se retiraban, nos acercamos con la gobernadora, pero no encontramos nada, sólo el camión cargado de minerales, y no había ningún representante de la mina con quien conversar. Hemos tomado fotos de lo que se estaban llevando. Pensamos en tomar medidas, pero en ningún momento consideramos el uso de la violencia. Según informaron algunos pobladores de Chalana, son un total de 14 toneladas de minerales lo que ha extraído la empresa», dijo.

Orestes Jayo recordó que el jueves 26 de febrero por la mañana, el representes de la mina, Sander Gonzáles, le solicitó sostener una reunión privada para conversar sobre la oposición a la presencia de la minería que tiene la directiva comunal de Paras, y también para mostrarle los permisos que facultan a la compañía a ingresar a los territorios de Chalana. Según Jayo, él y Gonzáles conversaron de forma breve en el parque de Paras, y él explicó al ejecutivo que la asamblea comunal decidiría si aceptaba o no la presencia de la minera en sus territorios.

Por otro lado, Máximo Bellido, secretario de Organización del Frente de Defensa de Paras, dijo que a pesar de que la minera Inversiones Gran Canaria se ha retirado de sus territorios, se desarrolló, el 28 de febrero, la asamblea de la comunidad, cuya agenda central fue decidir el retiro definitivo de la empresa minera. «Como ya la minera se había ido, días antes de la reunión, lo que se hizo fue acordar que no se permitirá la presencia de la actividad minera en los territorios de la comunidad», informó.

Bellido indicó que la comunidad estará alerta, porque sus miembros han tomado conocimiento de que en sus territorios hay un aproximado de 56 denuncios mineros, de las cuales 50 son titulados y seis están en proceso. «Este hecho hace notar de que en cualquier momento, cualquiera de las empresas empezará a explorar», finalizó.