El presidente de la junta de usuarios Tambo – Cocachacra, Jesús Cornejo Reynoso, junto a representantes de los molineros del Valle de Tambo, manifestaron ayer su rechazo al proyecto minero Tía María de la empresa Southern. Cornejo indicó no entender la actitud del gobierno al haber aprobado el Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

Fuente: La República
«La Unops ya lo dijo: el proyecto contaminará. Los agricultores no creemos que con la propuesta de que se utilizará agua del mar, ya no habrá contaminación. Tía María es a tajo abierto, por lo que las explosiones que se hagan para la extracción del mineral perjudicarán el ambiente», afirmó Cornejo.

Postura similar fue tomada por Jorge Carreón, quien representa a los molineros arroceros de Tambo. Acotó que si Tía María inicia operaciones las cosechas de arroz desaparecerán y se dejará sin trabajo a cientos de personas. «Somos la despensa del Sur del Perú. Incluso se lleva el arroz a Bolivia. No podemos permitir que este valle hermoso desaparezca».

No son políticos

Jesús Cornejo aclaró que para evitar comentarios sobre que su postura está politizada, solo los agricultores salieron a plantear su punto de vista sobre el proyecto en una conferencia de prensa. «No estamos apoyando a candidatos. Nuestro punto de vista es que la mina no puede empezar a operar porque nos llevará a la quiebra».

Al ser cuestionado por qué entonces estuvo en la conferencia el alcalde distrital de Dean Valdivia, Richard Ale, quien postula a la alcaldía provincial de Islay, y Pepe Julio Gutiérrez, quien aspira a ser consejero, dijo que ellos estaban en la reunión como cualquier ciudadano. Agregó que será al final la población quien decida si se debe iniciar una protesta en contra del proyecto o no.

En cuanto a los argumentos de que existen agricultores y pobladores de otros distritos colindantes al proyecto minero Tía María que están de acuerdo con este, Cornejo refirió que son unos cuantos, pero no toda la población. «Se les debe preguntar a esas personas que están a favor de la mina por qué tienen esta postura. Nosotros defendemos nuestra salud y nuestras tierras».