En una carta dirigida a Ollanta Humala, le plantea: «usted cuando estaba de candidato dijo en su campaña: «Ustedes no toman oro, no comen oro…». Y todos dijimos: «Agua». Y usted dijo que defendería el agua, la tierra y todo lo que la naturaleza nos ofrece. Sin embargo, hoy que llegó al poder se olvidó. ¿Será porque está rodeado de gente rica en el poder económico? Pero Ud. está a tiempo de volver a sus hermanos que luchan y dan la vida por el agua, por defender lo poco que queda para el futuro. No nos siga traicionando a la gente que lo apoyamos.»

 

«PARA PODER VIVIR EN ARMONIA»

Carta de una mujer quechua al Presidente Ollanta Humala

Cajamarca, 6 de febrero de 2013

Señor Presidente:

Le escribo esta carta y le adjunto un documental llamado «Yacumama», que he dirigido yo misma desde Cajamarca que le ayudará a reflexionar.

Le escribo como una mujer que piensa en el futuro y en la naturaleza, es decir en el Apu sagrado, en la Yakumama y en la Pachamama.

Señor Presidente, desde siglos atrás se han explotado nuestros recursos naturales indiscriminadamente, pero esto no ha traído nada de desarrollo para nuestro país. Lo único que ha beneficiado es a los grandes millonarios, a la gente de poder, a la gente que explota tanto a las hermanas y hermanos peruanos como a nuestros recursos naturales y le hace creer que hay desarrollo cuando tanto usted como nosotros sabemos que es falso.

El agua, la tierra, los apus sagrados, están sufriendo y están contaminados, porque sus hijos los ensucian, los matan, pensando que esto nos sacará de la pobreza. Y cuando lo único que ha traído es destrucción.

En nuestras jalcas ya no viven los animales silvestres que habitaban, como el huaywash, el zorro, el hullway, el zorrillo y la vizcacha, el venado, entre otros animales. Casi no se escucha el silbido de la paja. Ya no hay plantas medicinales. Ahora la gente acude a las farmacias.

Señor Presidente, si solo se tomara un día para ir y presenciar cómo destruyen nuestra Pachamama, estoy segura de que usted también vendría adolorido. Y entonces entendería que ell también tiene vida, que también siente dolor cuando la destruyen.

Señor Presidente, usted cuando estaba de candidato dijo en su campaña: «Ustedes no toman oro, no comen oro…». Y todos dijimos: «Agua». Y usted dijo que defendería el agua, la tierra y todo lo que la naturaleza nos ofrece. Sin embargo, hoy que llegó al poder se olvidó. ¿Será porque está rodeado de gente rica en el poder económico? Pero Ud. está a tiempo de volver a sus hermanos que luchan y dan la vida por el agua, por defender lo poco que queda para el futuro. No nos siga traicionando a la gente que lo apoyamos.

Señor Presidente, ¿usted sabe que la mayor parte del oro lo sacan para joyas y que por esto nos quitan la vida a todo ser viviente de la naturaleza? Es tan injusto! Parece que no tuviéramos un representante que nos defienda. Nos sentimos abandonados por el gobierno, parece que se viviera en tierra de nadie, donde todos los extranjeros ambiciosos vienen y se posan donde ellos quieren. Es más, nos imponen sus costumbres. ¿No se da cuenta Ud. de eso?

Señor Presidente, es momento de actuar, de pisar tierra y volver a la realidad, para que de esa manera se pueda vivir en armonía con la naturaleza y, sobre todo, en paz.

Le pido en nombre de la Pachamama que detenga estas destrucciones, que ya no se sigan explotando y envenenando nuestros recursos naturales. ¿Sabe por qué? Porque el agua, la tierra, sufren al verse sucias y enfermas. Nuestros cerros cuando los destruyen sienten dolor, como un ser humano cuando le quitan un órgano. Los animales silvestres ya no encuentran lugar donde vivir. Y los campesinos y campesinas que defendemos nos sentimos abandonados cuando no nos escuchan. Es por esto que le pido que detenga esto, porque con tanto oro que se saca no se vive y no se come. La riqueza no lleva a nada bueno. Cuando eso suceda, y usted se dé cuenta, tal vez será demasiado tarde. Pero hoy es el momento de tomar conciencia y por primera vez en su vida y con poder en el gobierno, detenga esto para el futuro.

Caso contrario, los que vengan, lo aborrecerán, porque no encontrarán un mañana mejor. Defienda el Perú de todo mal ajeno que quiera destruirlo.
Atentamente,

Nélida Ayay Chilón
DNI 43417915
Porcón, Cajamarca.