Más de 5 mil habitantes del municipio de Tetela de Ocampo clausuraron la mina Espejeras, propiedad de la empresa Frisco, de Carlos Slim Helú, en un acto realizado la tarde del sábado que congregó a organizaciones indígenas y campesinas defensoras de la tierra y el agua de la Sierra Norte de Puebla, así como de Veracruz y Chiapas. Wxigieron al gobernador Rafael Moreno Valle que el área sea declarada «natural protegida del estado de Puebla».

Fuente: Municipios Puebla
Tras un recorrido de cuatro kilómetros, entre la plaza principal de Tetela y la mina Espejeras, ubicada en el poblado de La Cañada, los manifestantes exigieron al gobernador Rafael Moreno Valle que el área sea declarada «natural protegida del estado de Puebla».

Lo anterior, luego de diferentes mesas de trabajo donde se analizaron los daños y los efectos que estas mineras realizan contaminando el agua de estas zonas.

Al repique de las campanas de la iglesia en Tetela de Ocampo, las organizaciones y los habitantes en un acto solidario cerraron sus negocios para sumarse al contingente que se dirigió al cerro de la cañada. En la manifestación, las consignas fueron de ¡Fuera Frisco! ¡Fuera Frisco! ¡Tetela no se vende, Tetela se defiende!

Al frente de esta marcha, la organización Tetela Hacia al Futuro dio muestras de gran capacidad de convocatoria, pues al acto llegaron organizaciones de Zautla, Olintla, Hutzilan, Ixtacamaxtitlán, entre otras.

Al llegar al cerro de la cañada las consignas fueron «No somos uno, no somos cien, Carlos Slim cuentanos bien»

Diferentes oradores en el acto clausuraron simbólicamente la mina y anunciaron que seguirán sumando fuerza a este movimiento en favor de la vida.

Germán Romero, presidente de la organización Tetela Hacia El Futuro, enfatizó que seguirá unido con las demás organización y mostró su solidaridad para seguir protegiendo la vida y la tierra de la sierra norte de Puebla, la cual dijo, «será defendida incluso con nuestras vidas».