En el Día Mundial de la Tierra, unas mil personas marcharon en la ciudad de Nacaome protestando por las plantas de energía solar y la minería en diversos lugares de los departamentos de Valle y Choluteca, que trae consigo destrucción al medio ambiente y por ende daños a la salud.

Ver también: Autorizan a cinco empresas a explotar minería «industrial» en Honduras

Fuente: La Tribuna
La marcha pacífica fue organizada por el Movimiento Ambientalista Social del Sur por la Vida (Massvida), el Comité de Defensa de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca (Coddeffagolf) y la Pastoral Social Caritas, entre otros.

Los manifestantes durante el trayecto iniciado en la comunidad de El Rosario hasta llegar al edificio del Juzgado Departamental, corearon consignas al evento, entre ellas: “Desde Ocotepeque hasta Goascorán, las minas no pasaran”, “La tierra no se vende, se protege y se defiende”, “el Dios de la creación, no quiere la destrucción” y “El sur no se vende, el pueblo lo defiende”.

El presidente de Massvida, German Chirinos, dijo que la organización que preside, dijo estar en contra de medidas cautelares emitida por el Juzgado contra varios campesinos que han defendido el medio ambiente y la no minería en Zacate Grande y en la comunidad de El Tránsito, respectivamente.

Chirinos manifestó que la marcha tuvo como objetivo también el respeto a los derechos humanos hacia los ambientalistas y el esclarecimiento de la muerte de Bertha Cáceres, como también que no haya más concesiones mineras en la zona sur y demás departamentos de Honduras.

El movimiento Massvida, Coddeffagolf y la Pastoral Social Caritas, son entre oros los que organizaron el evento con motivo del Día Mundial de la Tierra.

El movimiento Massvida, Coddeffagolf y la Pastoral Social Caritas, son entre oros los que organizaron el evento con motivo del Día Mundial de la Tierra.

“Hay compañeros que han defendido la tierra y el entorno ambiental y son llevados presos, sin embargo hay empresarios que han deforestado cientos de hectáreas de terreno cometiendo delito ambiental y no se les acusa de nada. Las leyes son iguales para todos y no solo contra los campesinos que defienden el ecosistema”, argumento.

Al tiempo lamento que el gobierno esté autorizando proyectos fotovoltaicos de energía solar que afecta las cuencas hidrográficas y el hábitat de los animales, como también estar concesionando tierras para la exploración y explotación minera donde el recurso agua se está agotando.

Mientras el sacerdote Rudgeri Galo, dijo que “donde está el pueblo, está la iglesia. De donde se defiende la vida, está iglesia ya que la naturaleza es la casa común de las personas”.

Asimismo recriminó a los alcaldes porque autorizan proyectos donde se destruye la naturaleza y a los diputados por no defender el medio ambiente ya que no piensan en el bien común, como también elegir al Presidente que piensa en su bienestar y en reelegirse.