En Guatemala, personal contratado por la empresa Cementos Progreso y la trasnacional de origen suizo Holcim ingresó al caserío Los Pajoques, para intimidar a los pobladores. En este episodio, uno de los líderes comunales, que ha recibido varias amenazas de muerte, resultó golpeado.

Fuente: Radio Mundo Real

30/09/2010. Se trata de una de las comunidades de San Juan Sacatepéquez que está en pie de guerra contra las actividades extractivas, y el atentado, registrado en la mañana del 24 de septiembre, fue denunciado por Ceiba-Guatemala, integrante de la federación ambientalista Amigos de la Tierra Internacional (ATI).

«Este hecho forma parte de las amenazas, divisiones y ataques sistemáticos que se ha provocado contra las comunidades a partir de la insistencia de estas empresas de extracción de cementos de instalarse en las comunidades del pueblo maya kakchikel», manifestaron en un comunicado de prensa.

Hace diez días, una delegación de ATI visitó San Juan Sacatepéquez -un lugar conocido como «la tierra de las flores»-, y allí constataron los abusos de los que son víctimas las comunidades indígenas. Esto sucedió apenas unos días antes del atentado en Los Pajoques.

Los ambientalistas le exigen a las autoridades de Guatemala que garanticen y respeten la vida de las comunidades en resistencia y sus líderes amenazados de muerte, y que la compañía cementera ponga punto final al hostigamiento contra la población local.

«Que se restituya la paz y tranquilidad de las 12 comunidades de San Juan Sacatepéquez», es el mensaje final de la carta divulgada por ATI, que pretende iniciar una campaña mundial para denunciar los abusos de la Holcim, que también hace estragos en otras partes del mundo.