Con cadenas en las puertas de ingreso a la mina El Tambor, habitantes de San José del Golfo conmemoraron un año del desalojo de la resistencia en La Puya que dejó a 26 moradores con heridas.

Fuente: Siglo 21

Unas 100 personas se apostaron en el ingreso a la mina desde las cuatro de la mañana para impedir la entrada a las instalaciones.

Estamos cumpliendo un año de la brutal represión del 23 de mayo de 2014, cuando la Policía atacó salvajemente a nuestra gente», señalaron los comunitarios.

Los pobladores piden el retiro de los 80 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que resguardan la mina.

«Ya tenemos tres años y medio de estar solicitando que nos escuche el Gobierno y no sucede nada. Hay un daño irreparable a los recursos naturales y el Ejecutivo no reacciona», añadieron.