El representante a la Cámara David Barguil, cuestionó la negociación que hizo el gobierno en 1996 para la concesión a la empresa de Cerro Matoso para la explotación de níquel en Córdoba y dijo que esto se hizo a puerta cerrada abriendo la posibilidad jurídica de que ésta negociación se prorrogue hasta el 2044.

Fuente: Hora 20
Barguil explicó que por eso pidió a la Contraloría vigilar la negociación que se vence en septiembre de 2012, ya que de no corregirse a tiempo, el Estado se verá abocado a millonarias pérdidas y cuestionó al ministro de MInas y Energía Mauricio Cárdenas.

«A mi me parece vergonzoso que el ministro la semana pasada haya dicho que hay que dejar a Cerro Matoso administrar esta explotación porque se firmó un contrato en el 96 que contemplaba la prórroga hasta el 2029», sostuvo Barguil.

Por su parte, la presidenta del Polo Democrático Clara López dijo que este contrato es a todas luces leonino y carece de legalidad.

«Muestran como responsabilidad empresarial las obras que se hacen con la plata de regalías», indicó.

Lo más grave que denunció el representante Barguil es que el gobierno debería establecer unas condiciones mínimas para la negociación.
«Lo primero que debería preguntarse el gobierno es que si esos señores (Cerro Matoso) han cumplido tal como lo ordena el objeto contractual», enfatizó David Barguil.

Clara López destacó el trabajo realizado por la comisión quinta del senado en donde se ha estudiado el tema y se ha analizado las consecuencias negativas que ha tenido para el desarrollo de la industria minera del país.

Frente a un arreglo justo, Clara López afirmó que podría ser que se entregara la concesión a Ecopetrol

Barguil considera que se debe hacer una licitación y se entregue al mejor postor.

Antonio Caballero dice que el Estado ha sido cómplice de lo que viene ocurriendo desde que se firmó el contrato.

Por otro lado, en Hora 20 se consultó al director de Portafolio, Ricardo Ávila, quien consideró que la propuesta de hacer una licitación pública para la explotación minera en Cerro Matoso es contraproducente.

«Esa propuesta no tiene fundamento y podría ser contraproducente teniendo en cuenta que se Cerro Matoso es una operación más que minera industrial y que tiene unos requisitos de conocimiento técnico que no son fáciles de encontrar», dijo Ávila.

Añadió que «si se hace este debate y no se revisan nuevas inversiones nos podríamos quedar sin el pan y sin el queso es decir sin Cerro Matoso y sin las regalías que hoy produce y los impuestos que hoy paga por concepto de renta».

Los intelectuales que estudian la ‘polarización’

La reunión que se llevará a cabo en Medellín el próximo 8 de agosto para buscar salidas a la tenmsionante relación entre el ex presidente Uribe y el presidente Juan Manuel santos también fue abordada por los panelistas.

Antonio Caballero restó importancia a esta reunión y considera que esta reunión no es más sino una reunión de «lagartos», porque según él, no cree que salga nada positivo.

Andrés Mejía se unió a la voz de Caballero y dijo que no se sabe concretamente el fin de dicha reunión, «si van a hacer una tercería, van a diseñar un ideario o si se van a tomar una foto, no entiendo esa reunión», indicó.

Clara López afirmó que inicialmente cabe preguntarse cuál es la polarización de la que se habla, porque «no están todos los que son ni son todos los que están».

David Barguil cree que el país está polarizado por los temas que plantean tanto Uribe como Santos. «Aquí si hay temas de fondo, como la paz, las relacioens internacionales, la seguridad, aquí sí hay temas de fondo».

Más allá de lo que piensan tanto Uribe como Santos no es para magnificar ese pensamiento en el país, indicó el filósofo Andrés Mejía, pues para él, «El país no se acaba por esa disputa entre Santos y Uribe».

Frente a la posibilidad de una unión entre Santos y Uribe y la conveniencia al gobierno del presidente Juan Manuel Santos, Andrés Mejía cree que le daría un respiro al gobierno, pero no solucionaría los problemas existentes.

David Barguil considera que la pelea entre Presidente y ex presidente ha afectado al país.

Antonio Caballero señaló que «A mi me parece una reunión inocua, insulza y de desocupados».

Clara López dice que si se sienta gente inteligente a hablar sale algo interesante, pero no es lo que espera el país.

¿El ministro de Transporte está inhabilitado para seguir en su cargo?

En el debate también se trató la polémica que ha desatado el hecho que una empresa del ministro de Transporte Miguel Peñalosa tenga contratos con el Estado y frente a ello, el columnista Antonio Caballero cree que debe renunciar a su cargo. «No son los mil 700 contratos que tiene sino la sospecha que sobre él recae».

El representante David Barguil dejó en manos de las autoridades de control la decisión que deben tomar frente a este caso. «Ahí tiene que haber claridad y no debemos acusar de entrada a una persona que forma parte del gobierno».

El docente Andrés Mejía indicó que «Esto es absolutamente lamentable que haya gente haciendo política y viviendo de los negocios con el Estado. A mi me parece que el presidente debería aceptarle la renuncia si ya la presentó».

Clara López, cree que el país perdió el rumbo si acepta que un funcionario público tenga contratos con el Estado.