La Contralora Sandra Morelli conminó al Ministerio de Ambiente y a Cortolima a evitar daños ecológicos al recurso hídrico en la ejecución del proyecto minero de AngloGold Ashanti.

Fuente: diario El Nuevo Día

27/07/2011. Haciendo uso de su facultad, la Contraloría General de la República envió el control de advertencia al Ministerio de Ambiente y a Cortolima para que tomen las medidas pertinentes y prevengan amenazas al emitir nuevos conceptos.

El organismo de control considera que «las posibles afectaciones al área de influencia, de manera directa e indirecta, tendrán incidencia en el suministro de agua a la población y al distrito de riego de Uso-Coello», perjudicando de esta manera una importante región agroindustrial y arrocera del Tolima.

El documento firmado por la contralora general Sandra Morelli manifiesta su «preocupación sobre dicho proyecto y sus implicaciones ambientales y sociales, mas aún cuando en la utilización de los recursos hídricos, el consumo humano tendrá ‘… prioridad sobre cualquier otro uso’ 9 como fundamenteo de la política ambiental colombiana».

La contralora Morelli convoca al Ministerio de Ambiente y a Cortolima a «que cualquier pronunciamiento respecto a nuevas actuaciones administrativas sobre el proyecto minero de La Colosa», deberá tener en cuenta lo expuesto en el control de advertencia «con el fin de evitar un grave daño ecológico irreversible sobre zonas de especial significancia ambiental, el recurso hídrico, las poblaciones asentadas en el área de influencia del proyecto, y otras actividades económicas presentes en la misma».

Es decir, apostilla la contralora Morelli, «prevenir los posibles pasivos ambientales y sociales que pueden derivarse de dichas actividades mineras en el área en cuestión».

El ente de control advierte que «cualquier decisión que se tome sobre el proyecto La Colosa y sus posibles consecuencias ambientales y sociales que puedan causar detrimentos en el patrimonio natural y ecológico de la región serán atribuibles a la inobservancia de la normatividad constitucional y legal vigentes por parte de las autoridades competentes».

Finalmente, la Contraloría General de la República señala que hará seguimiento al proyecto minero de La Colosa y reitera que deben prevalecer los ecosistemas estratégicos oferentes de atributos ambientales como el agua.

Sustracción otorgada a AGA sería mayor

Ingeominas otorgó las concesiones a AGA para la exploración y explotación minera en Cajamarca, según la Contraloría, desconociendo el Código de Recursos Naturales que prohíbe estas actividades en zonas de reserva forestal y, además, la norma que ordena la protección de las cuencas hidrográficas.

La Contraloría General de la República recuerda que AngloGold Ashanti «no respetó las normas ambientales al iniciar la exploración mineral en un área de la Reserva Forestal Central, sin solicitar de forma previa la sustracción de la misma como lo expresa la ley».

Señala que es claro también que la sustracción otorgada por el Ministerio de Ambiente mediante la Resolución 0’814 del 4 de mayo de 2009 «permitió una reiterada inobservancia de la ley».

«Llama la atención la ‘sustracción condicionada’ concedida por la Resolución 0814, pues esta no es sobre un área continua, sino discontinua, medida por la suma de áreas fragmentadas correspondientes a aquellas sobre las que se montan las plataformas de exploración, pero que debido a su movilidad, en la práctica pueden resultar en una área mayor al área concedida en la sustracción de la citada Resolución», precisa el organismo de control.

Contraloría detecta fallas en exploración

Como resultado de la visita en terreno al campamento donde se realizan las actividades exploratorias de AngloGold Ashanti, la Contraloría General de la República constató el uso de aguas lluvias mediante un sistema de captación y recolección de las aguas de escorrentía superficial y sub-superficial, por medio de un sistema de canales paralelos impermeabilizados y transversales a las pendientes de las montañas, «aspecto que interfiere en el ciclo hidrológico normal de las cuencas donde se realiza y que afecta en últimas el suministro del Recurso Hídrico de las quebradas afluentes del área».

De la misma verificación, se observó fugas de combustibles y una inadecuada disposición de la Estación Meteorológica al estar ubicada al lado de una instalación. Se constató además la compra de agua al municipio de Girardot para abastecer las necesidades propias de la actividad.

El organismo señala además que por parte de los ejecutores, hasta la fecha, no hay la información necesaria y suficiente sobre los diseños y características detalladas del proyecto La Colosa, tampoco hay estudios de caracterización y modelación hidrogeológica del área de influencia directa del proyecto minero, y se desconocen aspectos básicos sobre el proceso de beneficio que se llevaría a cabo como ubicación y características posibles de las pilas y piscinas de lixiviados yescombreras, consumos directos del recurso hídrico, e incertidumbres sobre los balances hídricos, índices de escasez y de línea base, entre otros.