Varias personas de la comunidad de Tasco bloquearon este miércoles el avance de maquinaria minera que pretendía ingresar por la vereda El Pedregal. Según denuncian habitantes de la zona y activistas miembros de Greenpeace la compañía Minas Paz del Rio busca ingresar al subparamo de Pisba, para la reapertura de la mina de hierro El Banco.

Fuente: El Espectador
De ahí que la comunidad manifieste su rechazo a la actividad minera en cercanías al páramo, denunciando graves daños al medio ambiente y los recursos usados por los habitantes de Tasco.

Los ambientalistas rechazaron por medio de un comunicado el avance de la compañía que, señalan, ya ha dejado serios daños en este ecosistema y exigen una pronta intervención de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá, CorpoBoyacá.

«Exigimos a CorpoBoyacá y a la Alcaldía del Municipio de Tasco que tomen intervención y ejecuten las medidas preventivas que sean necesarias para que la empresa se retire del área y se respete el derecho de la comunidad a gozar de un ambiente sano. Es hora de que las autoridades velen por el bien de la comunidad y no por los interés de las mineras» Manifestó Silvia Gómez Coordinadora Local de Greenpeace Colombia por medio de dicho comunicado.

Líderes de la comunidad han explicado que la compañía Paz del Rio busca reactivar un proyecto de explotación de hierro a cielo abierto que fue cerrado en el año 2002.
Señala el comunicado de Greenpeace que «esta explotación generó graves impactos en el área de bajo páramo, donde nacen cinco cuerpos de agua que nutren a los habitantes de la región. Entre los impactos se registra el desvío de una de las quebradas y la desestabilización de la montaña, donde se produjeron grietas muy profundas que amenazan con deslizamientos del terreno».

Los ambientalistas señalan que este proyecto se suma a la problemática que vive el municipio de Tasco, debido al constante asedio por la minería en el páramo de Pisba, que está afectando el recurso hídrico de la comunidad.
«Todavía hoy no se han revocado las Licencias Ambientales otorgadas en completas condiciones de irregularidad a la empresa Hunza Coal para desarrollar un mega proyecto de minería de carbón en el páramo, que amenaza el suministro de agua a la comunidad. Es imperioso que CorpoBoyacá actué como autoridad ambiental y tome medidas determinantes para finalizar con el acoso al páramo», recalca dicho comunicado.