Se debe mantener el seguimiento y control a empresas como la Compañía norteamericana Drummond por las prácticas permanentes contra nuestro medio ambiente. Los ciudadanos magdalenenses apoyamos las denuncias hecha por ambientalistas y autoridades marítimas que han conllevado a la orden de suspensión de embarque de carbón en Santa Marta emitida por la Corporación Autónoma Regional del Magdalena – Corpomag -, asi se pronunció Anabel Zúñiga Céspedes, aspirante por la Unión Patriótica –UP- a ocupar una curul en la Cámara de Representantes en una lista cerrada.

Foto: tajo a cielo abierto de la explotación de Drummond en Colombia

Fuente: Agencia de Noticias Nueva Colombia

Asegura que su movimiento y el conjunto de organizaciones de la sociedad en esta región del caribe colombiano ven con preocupación que la operación de cuatro muelles de embarque del mineral afecte y amenace a otra de las principales riquezas del departamento como lo es el turismo. «Vamos a exigir a las autoridades que eso se regule y se aplique las leyes en materia ambiental», sostiene.

Sobre este aspecto también se refirió el abogado David Bermúdez, del equipo político de la candidata del partido de izquierda en el Magdalena, quien alerta a la ciudadanía «ya que la compañía Drummond nos trata como si fuéramos un enclave neocolonial, no acata las leyes laborales y ambientales, aquí hacen lo que les da la gana y eso es inaceptable».